Los girasoles son una gran elección, son muy pintorescos de cara a los vecinos y son una combinación perfecto con plantas verdes alrededor