Saltar al contenido

Ideas para decorar la mesa

Pensar en una mesa decorada parece que nos lleva, inevitablemente a Navidad o a una mesa de fiesta. Sin embargo, una mesa decorada puede ser una forma de animar un día triste, de dar una sorpresa a nuestros hijos, a nuestro marido o a nuestra pareja. Puede ser el modo de espantar miedos, o de atraer momentos mejores.

Podemos usar elementos que tengamos en casa: frutas de temporada, frutos secos, macetas, flores. Podemos rellenar un jarrón transparente de pasta de colores, o de cerezas. Caramelos, gominolas, bombones o un camino de mesa hecho de hojas de periódico si queremos dar una noticia a nuestra familia. El caso es sorprender, divertirnos y hacer de la comida un momento especial.


Por supuesto, los cubiertos y la vajilla toman un protagonismo extraordinario. No tienen que ser último modelo o de diseño. Un plato de cristal transparente de toda la vida puede tomar un nuevo espíritu acompañado de elementos llamativos.


Decorar mesas de primavera, otoño, verano o invierno, mesas que nos pongan el ánimo de fiesta sin necesidad de una ocasión especial. Unas copas si siempre usamos vasos, platos o vasos de plástico (tipo cámping) dentro de casa y usados con manteles desechables de colores pueden hacer de una merienda cualquiera, una merienda que recuerden tus hijos toda la vida.

No deberíamos desechar la importancia de los pequeños momentos, porque a base de pequeños momentos, insignificantes a veces, es como llenamos nuestras vidas. Decorar una mesa no es un gran esfuerzo pero puede ser un gran recuerdo.


Fotos: LasManualidades, Mdzol

Tambien puede interesarte:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *