Saltar al contenido

Tips para el cuidado de nuestros sofás

Nunca un elemento decorativo fue tan cómodo y confortable como un buen sofá. El problema es que por norma general, y aunque pensemos lo contrario, los sofás requieren una atención especial para que se mantengan limpios y en perfecto estado. Existen una serie de recomendaciones que podemos seguir para alargar la vida útil de nuestros sofás, trucos sencillos que evitarán que tengamos que cambiar las fundas o retapizarlos cada dos por tres.


Para empezar, lo primero que debemos hacer es mantenerlos lo más limpio posible. Para ello tendremos que limpiarlos regularmente aspirando el polvo para evitar que los ácaros se instalen en él.


Otra recomendación básica es la de mantener nuestros sofás alejados de todo aquello que desprenda calor, como las estufas o los radiadores. Si lo mantenemos a una distancia mínima de 50 cm no nos encontraremos con un desgaste inusual en determinadas zonas por esas altas temperaturas.


Por otro lado, y aunque parezca tonto, debemos evitar dejar revistas o periódicos encima de estos muebles. Ya que si el día es especialmente húmedo podemos encontrarnos con la desagradable sorpresa de que la tinta ha transferido a la tela o cuero.

Debemos evitar colocar estos elementos expuestos a la luz directa, ya sea natural o artificial. Ya que a pesar de que muchas de las telas son resistentes otras podrían hacer que los colores perdieran su intensidad.

Si por algún motivo nos vemos obligados a limpiar una mancha en nuestro sofá, lo ideal es diluir jabón (suave para ropa) en agua.  Primero probaremos dicha solución en una parte no visible del sofá, si observamos que no hay alteraciones será suficiente para comenzar a extenderla en la parte manchada.


Siguiendo estas recomendaciones os podemos asegurar que vuestros sofás permanecerán como nuevos durante una larga temporada.

Foto vía: boda-estilo-hogar.com, bricolaje10.com

Tambien puede interesarte:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.