Saltar al contenido

Decoración con pizarras

Hablar de pizarras es volver a un universo infantil, regresar por unos instantes al colegio o pensar en habitaciones llenas de colores y juguetes.

Como en tantas otras ocasiones, las primeras impresiones pueden ser engañosas y la decoración con pizarras llega con fuerza a la decoración desde hace un tiempo para adaptarse no solo a cualquier ambiente decorativo, sino a cualquier habitación de nuestro hogar.



Dormitorios, cocinas, baños, habitaciones infantiles, pasillos, despachos…  El material se adapta a la perfección tanto si lo utilizamos en un tramo de la pared, combinando con otro color (ideal con blanco, crema y todas las tonalidades de pastel) o en contraste absoluto, las pizarras  generan un buen ambiente, con un toque de sofisticación que no imaginamos en un primer momento.

Unas palabras de cariño, los buenos días, la receta o el menú del día o el horario del cole de los niños serán por sí mismos un elemento decorativo en tu hogar. Si te atreves puede ser el look total de una habitación.


Las criaturas de la casa disfrutarán tanto si es un trozo de pared, como un zócalo o la superficie de una mesa. Las pizarras dan vida, cambian y se adaptan a las necesidades de cada hogar como un guante.

No hace falta regresar a la infancia, pero podemos disfrutar como auténticos niños.

Fuente: Decora hoy

Tambien puede interesarte:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *