Saltar al contenido

Tendencia: salpicaduras de pintura

Un objeto cobra vida con un poco de pintura, pero para muchos una capa de pintura sólida y perfectamente colocada puede ser poco más que aburrida. Una alternativa divertida puede ser la nueva tendencia de salpicaduras de pintura, que se extiende a paredes, techos y objetos decorativos. Las superficies decoradas con esta técnica lucen originales, coloridas y muy modernas.

Las salpicaduras de pintura son una opción ideal para agregar un toque de color de forma sencilla. No necesitas demasiada precisión, por el contrario, el aspecto desenfadado y natural es lo que se pretende. Esta tendencia es ideal para decoraciones modernas y urbanas en la que se precisa un poco de color.

Adoptar esta tendencia es muy sencillo: sólo escoge una paleta de colores con la que quieras trabajar (en caso de que ya esté definida en el resto de la decoración, si no sólo aprovecha los restos de pintura de colores que tengas), protege todas las superficies que no quieras pintar con plástico y manos a la obra.

Para manchas grandes de pintura, utiliza una brocha de cerdas largas, humedece sólo la punta y salpica con ella la superficie. Para puntos pequeños, utiliza un cepillo o brocha, humedece y pasa los dedos en las cerdas, para que salpique la pintura. Otra técnica es la del goteo. Sólo pinta y luego deja caer una porción de pintura, para que gotee hacia abajo, lentamente. Esto puedes aplicarlo en techos, paredes muebles, y textiles, sólo busca la pintura adecuada a cada superficie.

Imágenes: StylebyEmily, ApartmentTherapy, CoastalLiving, Vila,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *