Saltar al contenido

Paredes con relieve

Hablar de paredes en relieve es traer hasta nuestra imaginación esas paredes con escayolas de los palacios versallescos, o las grandes mansiones de la burguesía en los siglos XVIII y XIX. Molduras recargadas al tono o en profusos dorados de estilo barroco o rococó. Y la verdad es que aquellos relieves son los que más años han perdurado en ciertas decoraciones «de alto standing» en el mundo entero hasta hoy.

En el extremo opuesto del glamour, se encuentra otro relieve que se puso de moda en los años 60 y 70 que consiste (con diferentes nombres como gotelé, estucado, manchado) en unos bultitos de la pared que pueden ser más o menos grandes o pronunciados y que todavía pueden verse en algunos apartamentos. Suponían un ahorro considerable pues no hacía falta apenas más que una mano de pintura, y sin demasiado esmero.



En el punto medio de uno y otro se sitúa la nueva tendencia de estilo para nuestras paredes: incorporar texturas bien a través de cerámicas, papeles o telas. En baños y cocinas estamos acostumbrados a verlos en forma, habitualmente, de mosaicos, zócalos o líneas divisorias entre dos zonas pero ¿por qué no incorporar esos releves y texturas en otras habitaciones de nuestro hogar?

Las nuevas colecciones nos permiten incorporar figuras en 3d y relieve por zonas, como elementos separados en una parte de la pared, en un solo rincón, en diversos colores, combinando dibujos o para ofrecernos la sensación de un simple papel pintado o entelado de pared que al quedar expuestos a la luz produce mágicos juegos de luces y sombras con los que dar a nuestro hogar el ambiente especial que lo distinguirá de todos los demás.


Fuentes: MademoiselleDeco, Archiexpo, Duchamania, Decoratrix,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.