Saltar al contenido

Clásico, lujoso y elegante: Estilo Rococó

La decoración de estilo rococó es muy extravagante y rica. Sin importar sus excesos, resulta muy elegante. Este estilo decorativo alcanzó su punto máximo en 1700 y 1780 en Europa occidental. Su nombre significa “rocalla” en francés, lo cual es apropiado ya que el rococó  se inspira en la asimetría de las curvas naturales de árboles, nubes y flores.

El Rococó también se conoce como barroco tardío.  Los motivos orientales fueron incorporados al estilo barroco y las formas cuadradas dieron paso a líneas sinuosas y las formas.  Las molduras doradas son una de las características clave de la decoración de estilo rococó. Paredes y techos ricamente decorados en los que contrastan tonos pastel y oro.  Hay una cierta mezcla de elementos estéticos de diversas culturas, incluida las orientales,  que permitieron crear una cierta atmósfera hogareña. El amplio uso de los espejos rococó fue  característica, con marcos en forma de intrincado que a menudo eran dorados.

Los muebles rococó estaban hechos de madera de caoba laqueadas en dorado y tapizados en cuero, brocado o terciopelo. También tenían sinuosas siluetas esculpidas que complementan los diseños de las paredes y el acabado del techo. El rococó francés era conocido por usar colores como el amarillo, marfil rosa y oro, azul celeste y crema. La combinación de los pasteles y el oro es típica.

Aunque para nosotros este estilo puede resultar excesivo, el rococó  marcó el uso libre de la asimetría, las formas cuadradas dieron paso a las formas ovaladas y naturales. Incluso las habitaciones fueron diseñados de forma oval o dispuestas para evitar la forma angulosa. Es el primer paso para evolucionar a un diseño de interiores más libre y orgánico.

Imágenes: apartmentmodern

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *