Saltar al contenido

Decorar con relojes

¿Qué sería de nosotros sin relojes? Tan necesarios para poder llegar a tiempo, tan útiles para poder contar las horas y minutos que nos quedan por ver a esa persona tan especial. Son elementos del día a día que desde hace siglos han ido convirtiéndose en esenciales. Pues bien, esos relojes tan útiles también pueden ayudarnos a decorar un hogar; y es que toda casa cuenta con algún reloj. ¿Por qué no aprovechar y decorar con ellos?

Paredes decoradas con relojes

Las opciones son realmente increíbles, desde los relojes más clásicos hasta los modelos más modernos y futuristas. Todo dependerá del estilo de decoración que impere en nuestra casa.


Relojes de pared

Relojes grandes

Si hablamos de estilos, por ejemplo, en un hogar decorado con un estilo industrial quedarán geniales esos grandes relojes típicos de una estación de tren. Relojes con números romanos y esferas oscuras, que recuerdan la parte más mecánica de los mismos.


Decorar con relojes

Nos gustan las opciones originales. Por este motivo, realizar un gran reloj con relojes pequeños puede ser una idea increíble. Coloquemos cada uno de los relojes en el lugar de los números y luego colguemos en el interior unas manillas de madera. Como veis el resultado es muy divertido.

También puede interesarte leer: Relojes decorativos.

Relojes en la decoración


Relojes en la decoración

Mezclar relojes antiguos con marcos de fotos retro puede ser una opción ideal para todos aquellos que busquen un ambiente cálido y acogedor, al más puro estilo vintage. Otra opción muy buena es tomar todos los relojes que podamos y disponerlos como si fueran retratos en la pared, creando un auténtico mosaico de horas.

Relojes en la decoración

Si somos unos viajeros empedernidos quizá nos interese colocar varios relojes en fila marcando diferentes horas en el mundo.

Reloj de pared en el dormitorio

Reloj de pared enorme

Tambien puede interesarte:


Por último, no olvidemos que aunque incluir varios relojes en una misma habitación da buenos resultados, esta pieza por sí sola puede quedar estupendamente. Así, si no queremos olvidar nunca la hora que es, podemos optar por colocar un reloj bien grande en el recibidor, en el comedor, cocina o incluso a modo de cabezal de nuestra cama.

Fotos vía: anasevadecompras, decoraconideas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.