Saltar al contenido

Cómo hacer sommiers con palets

En nuestro afán por descubriros nuevas soluciones decorativas a base del reciclaje, queremos traeros hoy otra opción para muebles con palets. Quizá penséis que es imposible construir nuevas cosas con este versátil material, pero lo cierto es que las opciones son infinitas.  La de hoy es realmente interesante, hacer una cama con palets.

Camas con palets

En realidad la parte que confeccionamos con este material es el somier. Deberemos medir nuestro colchón y decidir si queremos que la base de palets se vea en los bordes o quede a ras de éste.


Una vez tengamos las medidas, tan sólo tendremos que conseguir el número exacto de palets que necesitemos para cubrir esa superficie.

Muebles con palets


Evidentemente, este número variará, si queremos hacer un somier bajo (justo a la medida estándar de la altura de un palet) o si preferimos cortarlos y hacerlos dobles, para que la cama quede un poco más alta. Sea como sea el resultado, como podéis ver, es realmente bonito.

Como observáis en las fotos, las opciones son muchísimas, y si somos unos virtuosos de las herramientas podemos encontrar diseños realmente llamativos.

Una vez tengamos claro qué tipo de altura, estructura y número de palets necesitemos, tendremos que lijarlos todos. No es que su estado natural no sea bonito, es que normalmente estos elementos cuentan con zonas con bastante astillas, lo que en un dormitorio no es nada recomendable.

Cama hecha con palets


Cama de palets

Una vez lo lijemos correctamente, lo pintaremos del color que queramos. Si preferimos dejarlo en un tono madera, simplemente lo barnizaremos.

El paso final será sujetar los palets unos a otros, algo que solucionaremos con unos buenos clavos y habilidad para clavarlos.

Cama hecha con palets

A la hora de hacer este cambio en el somier de nuestro cuarto, nos podemos encontrar con un problema.  Si contamos con un cabezal, seguramente, éste no nos servirá; y es que aunque hiciéramos un somier de palets dobles, la cama seguiría estando más baja de lo normal (a no ser que lo subamos muchísimo, algo que particularmente no termina de gustarme). La solución es tan sencilla como drástica. Podemos prescindir de ese antiguo cabezal y aprovechar los palets restantes para hacer uno más acorde  con el conjunto.

Fotos vía: paperblog, nataliagustafson, probosc

Tambien puede interesarte:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *