Saltar al contenido

Armarios forrados con papel

Tanto como si contamos con armarios viejos, como si por el contrario siguen estando bastante bien, os ofrecemos una excelente forma de avivar aun más su presencia en vuestra estancia. ¿Qué os parece forrar su interior con vuestro estampado favorito?

Este truco no es nada complejo, simplemente debemos medir el interior del mismo y comprar tanto papel como sea necesario. Una vez lo tengamos debemos comprar cola (si el interior es de madera también pueden servir las grapas) y comenzar a forrarlo por completo en su interior.  En este proceso hay que tener cuidado, aunque es sencillo debemos evitar los abultamientos del papel y extremar la precaución en las esquinas.


El interior forrado en papel tendrá como resultado un armario que destacará en nuestra habitación. Además es una solución que en cualquier momento puede modificarse, siempre podemos encontrar otro papel que nos guste más y ponerlo en su lugar. Si esta técnica se emplea tanto en la renovación de muebles en general… ¿Por qué no hacerlo con el corazón de nuestro vestuario?


En cuanto a los papeles, para gustos colores. Los hay que prefieren elegir estampados florales, más infantiles o incluso de un solo color que contraste con el exterior. Por otro lado, hay que reconocer que a pesar de ser arriesgado los estampados animales como la cebra, leopardo o jirafa, así como los papeles con lunares, dan un resultado llamativo y lleno de originalidad. Simplemente debemos fijarnos bien en la decoración del resto de nuestra estancia, si no es muy recargada podemos elegir el papel que queramos. Si por el contrario es bastante rococó, quizá tengamos que ceñirnos a elegir un tono pastel o simplemente un color uniforme sin estampados extravagantes.

Foto vía: alambresbymiranda.blogspot.com, manualidades.cc, decoralia.es


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.