Saltar al contenido

Una ventana como cabecero

Seguro que en alguna ocasión, viendo una película o pasando las hojas de una revista, nos hemos encontrado con una habitación de ensueño en la que el cabecero de la cama descansaba justo bajo una ventana. Sin duda alguna, es una imagen acogedora, que muestra una habitación llena de luz y confort.

Ventana sobre la cama


Sentimos decir a los amantes del Feng Shui, que este tipo de prácticas no van mucho con esta doctrina. Pues se desaconseja poner la cama bajo la ventana por crear una fuerte corriente de Chi que crea malestar en el individuo. Aun así, si no seguís los principios del Feng Shui, hay que admitir que estéticamente es una solución ideal.


Ventana como cabecero

Nos encontraremos con una apertura al exterior que nos enseñará las estrellas durante la noche y las nubes y el sol durante el día. Tan sólo tumbados en la cama de nuestro dormitorio podremos disfrutar de estos bellos paisajes.


Ropa de cama roja

Eso sí, si optamos por esta solución estética tenemos que tener cuidado con varios aspectos. Primero hay que estar seguros de que el cerramiento es seguro. Recordemos que la ventana sigue siendo algo movible y con vidrio, por tanto debe estar bien sujeto y ser una estructura firme. Existen otras ventanas que son fijas y que también son buena opción.

Además, será conveniente que existan otras ventanas en la estancia con el fin de facilitar la ventilación de la misma. De otra forma, tendremos que subirnos siempre encima de la cama para abrir la ventana.

Ventana de vidrios repartidos


Sea como sea, no podemos negar que colocar una ventana como cabecero, hará que nuestros sueños se inunden de luz y magia.

Fotos vía: homedecorreport.com, vintageandchicblog.com y elementofengshui.com

Tambien puede interesarte:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.