Saltar al contenido

Transformaciones para renovar el aspecto de tu casa

Si quieres hacer cambios en tu casa pero no quieres pasar por una reforma integral, presta atención. Te acercamos algunas transformaciones con los que tu casa no sólo se renovará sino que podrá cambiar su aspecto de manera muy notable y que, sin embargo, no suponen precisamente hacer remodelaciones de gran envergadura.

Transformaciones para renovar el aspecto de tu casa


Da un nuevo aire a tus azulejos


En la actualidad es posible cambiar la estética de los azulejos sin ni siquiera tener que sustituirlos. Se puede optar por pintarlos con pinturas especializadas para azulejos que se pueden encontrar tanto en acabado mate como en acabado brillo y, además, con diferentes tonalidades.

Por tanto, es posible encontrar la pintura que se adapte tanto a tus necesidades como a preferencias. Además, este tipo de cambio es extensible tanto a los azulejos como a las baldosas del suelo. La clave pasa siempre por seleccionar la pintura que sea más adecuada.

Cambia tus puertas


Si tus puertas ya están viejas, si no te gusta su color o el estilo, puedes optar por cambiarlas. Es un pequeño pero, al mismo tiempo, gran cambio que transformará por completo el aspecto de la vivienda.

Para encontrar el modelo más adecuado bastará con echar un vistazo entre los tipos de puertas para casa más adecuados y seleccionar el que mejor encaje. Lo cierto es que, además, puedes aprovechar para escoger modelos que te permitan tener un poco más de espacio disponible como es el caso de las puertas correderas.

Puertas correderas

Revisa el estado de tus ventanas


Si tus ventanas tienen ya mucho tiempo es posible que no sean lo eficientes que podrían llegar a ser. Es importante que revises cómo cierran y también que tengas en cuenta el aislamiento.

En la actualidad se pueden encontrar ventanas en el mercado con una excelente relación entre precio y calidad. Lo recomendable es apostar por ventanas que te permitirán un gran nivel de aislamiento térmico, con el ahorro energético que ello supone tanto en invierno como en verano. Sin duda, este cambio puede ser una inversión a medio plazo de lo más rentable.

Cambiar las ventanas

Di adiós a la bañera

Si tienes bañera este puede ser un buen momento para cambiarla por un práctico plato de ducha. Además de lograr un ahorro de espacio más que considerable esto te permitirá también economizar agua y, con ello, cuidar el medio ambiente.

Lo cierto es que se trata de un pequeño cambio que dará un giro radical a la estética de tu cuarto de baño y, al mismo tiempo, ganarás espacio de una manera muy notable.

Baño con plato de ducha

También puede interesarte leer: Ventajas de cambiar la bañera por un plato de ducha.

¿Cuánto espacio tienes?

Quizá aún no te hayas planteado si el mobiliario que tienes es el más adecuado para el espacio del que dispones, pero lo cierto es que es una cuestión trascendental. Lo recomendable es medir correctamente y adquirir mobiliario siempre teniendo en cuenta dicho espacio.

Muebles funcionales

Tambien puede interesarte:


Además, no hay que dejar pasar por alto las grandes ventajas que pueden ofrecer los muebles multifunción. En este sentido, se pueden encontrar sofás que se convierten en cama, o mesas auxiliares que pueden acabar convirtiéndose en mesas de comedor, por citar un par de ejemplos.

Alisa tus paredes

Otro gran cambio que puedes hacer en tu vivienda es alisar las paredes. Si tienes gotelé este trabajo dará un giro radical a tus paredes. Se verán más luminosas y ayudará a generar sensación de amplitud en el espacio, más allá de actualizarlo. Es un cambio para el cual apenas se requieren un par de días de trabajo y con el que se pueden lograr grandes modificaciones.

También puede interesarte leer: Cómo quitar el gotelé de tus paredes.

Transformaciones para renovar el aspecto de tu casa: el color de las paredes

Es habitual que si se tiene el mismo tono en las paredes ya desde hace bastante tiempo acabe generando hartazgo. Un cambio muy notable en una vivienda puede ser el de cambiar la tonalidad de las paredes.

Paredes en colores claros

La clave está en hacerlo siempre por tonos neutros, que son los que perduran en el tiempo y no pasan de moda. Además, si la casa no es muy grande o no tiene demasiada luz natural es fundamental optar siempre por colores claros puesto que generarán sensación de amplitud y mayor luminosidad.

¡Cuidado con las bombillas!

Un pequeño cambio que será crucial para reducir el consumo energético es revisar cómo tienes las bombillas en casa. Si todavía usas bombillas incandescentes intenta sustituirlas todas por bombillas de LED, puesto que duran mucho más y consumen mucha menos energía. Además, en el mercado podrás encontrar luces frías, neutras y cálidas.

Lámpara colgante

¿Qué te han parecido estas transformaciones para renovar el aspecto de tu casa? Esperamos te sirvan de inspiración. Nos encantaría leerte en los comentarios del Blog… ¡Gracias por seguirnos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *