Saltar al contenido

Tips para un comedor nórdico

El estilo nórdico o escandinavo está cada vez más extendido. Gusta mucho por su simplicidad, elegancia y funcionalidad. Por este motivo, no es raro que se use en distintas estancias de un hogar. Por ejemplo en el salón.

Comedor estilo nórdico

Para decorar un salón con estilo nórdico debemos tener claras algunas pautas. Para empezar, si podemos y tenemos recursos para hacerlo, sería ideal unificar comedor con cocina. Crear una única estancia abierta que permita el paso de la luz; y es que la luz natural es realmente importante en este tipo de decoración. Esto es debido a que en el norte de Europa la luz escasea, quizá este sea el apunte más importante, pues como veremos todo lo que incluye el estilo escandinavo se hace por y para captar mayor luz en los ambientes.


Estilo escandinavo


El mobiliario tiene que ser de líneas rectas y sencillas. Normalmente se usan materiales como la madera, sin tratar y generalmente clara, consiguiendo así mucha más claridad en la estancia. También son muy recurrentes los muebles lacados en blanco.

Apartamento escandinavo

No se abarrotan los espacios. Pocos muebles, eso sí, muy funcionales y útiles. Con una mesa, unas sillas y un sofá estamos servidos. En este último punto, los sofás y las sillas, también imperan los colores claros y neutros, intentando no romper el equilibrio del salón.

La nota de color la encontramos en el textil. Podemos regirnos por un único color o tonalidad, impregnando así cortinas, alfombras y cojines. Es la ruptura ideal, sin interferir en la luminosidad de la estancia y aportando un poco de dinamismo al conjunto.


Los estampados esquemáticos y geométricos también encajan muy bien en este estilo nórdico, sobre todo en lo que a las alfombras se refiere.

Apartamento estilo escandinavo

Si queremos, podemos incluir otro toque de color en una lámpara de pie. Usar el negro en este elemento también aumentará la sensación de claridad pues será un choque visual fuerte.

Comedor estilo nórdico

Evidentemente quedarán espacios vacíos, siempre que no sea una habitación de medidas reducidas. En este caso adornar las paredes puede ser un reto. Os aconsejamos usar elementos que no sean demasiado recargados. Láminas con fotomurales con fotografías en blanco y negro o paisajes con tonos pasteles. La finalidad es intentar que intentar que estos elementos decorativos sean secundarios, que no tengan demasiada fuerza en la decoración global.

Fotos vía: portobellostreet, thischarminghomedecoracionydisegno

Tambien puede interesarte:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *