Saltar al contenido

Soluciones para casas poco iluminadas

No todas las casas son igual de luminosas. Lo cierto es que antiguamente, las viejas casas se construían con ventanas mucho más pequeñas que las de ahora. En este tipo de casas se buscaba, ante todo, calidez. Teniendo en cuenta que los aislamientos no eran tan buenos como los que contamos hoy en día, es normal que la gente quisiera minimizar el frío haciendo ventanas mucho más pequeñas.

Luz natural

Pero hoy las cosas han cambiado. Queremos luz. Mucha luz. El problema es que si nuestra casa sigue con esas estructuras viejas, quizá nos encontremos con pocas ventanas y no demasiado luminosas. Evidentemente está la opción de agrandarlas, pero si contamos con vecinos quizá no estén muy contentos de que modifiquemos la fachada así como así.

Luz natural en la decoración

Casas con poca iluminación

Afortunadamente hay otras opciones con las que podemos jugar sin importunar a nuestros vecinos. Lo primero es quitar límites. Ya que no podemos tocar los muros exteriores, toquemos los de dentro. Tiremos todo lo que nos moleste y hagamos ambientes mucho más unificados. No os digo que pongáis la habitación a la vista de todas las visitas, pero cuanta más unión exista entre las áreas, más grande parecerá nuestro hogar y mayor luz natural se repartirá en el.

Decoración de casas poco iluminadas

Las paredes de este tipo de casas tienen que ser claras. Esto no significa renunciar al color. Siempre se puede pintar una pared de un tono más fuerte o revestirla de piedra para poder dar mayor profundidad. No obstante, el resto deberá ir en tonos mucho más claros, capaces de absorber la poca luz que nos pueda entrar.

Quitemos las cortinas. Este invento tan europeo que pretende escondernos de los vecinos. Si no estamos preparados para tanta apertura al mundo exterior, por lo menos usemos unos visillos, que permitirán pasar mejor la luz y nos esconderán un poco.

Soluciones para casas poco iluminadas

Aunque el tema de los muebles es demasiado personal, desde aquí os aconsejo optar por un mobiliario en tonos claros, independientemente del estilo que prefiramos.

Eso sí, si vamos a usar este estilo nórdico basado en los tonos neutros para atraer la luz, intentemos contrarrestarlo con textiles llenos de vida, como las alfombras y los cojines. El resultado será de lo más espectacular.

Foto vía: elmueblebonitadecoracionetmoblerthjem

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *