Saltar al contenido

Sillas vintage en la decoración

Pocos elementos consiguen llenar tanto un espacio como una silla vintage. Es realmente asombroso, pero lo cierto es que con tan sólo una de estas sillas, conseguiremos que nuestra estancia tenga una personalidad distinta, un toque muy especial que todas nuestras visitas notarán al instante.

Silla vintage

Estos objetos podemos comprarlos, aunque más que vintage seguramente serán retro. Muchos fabricantes actuales copian los modelos antiguos usando materiales modernos. No es que no nos guste el efecto. Nos encanta. No obstante, buscamos un poco más allá, en las típicas piezas de anticuario, o sin ir más lejos las típicas sillas que tiene tu abuela en el pueblo. Esas que puedes cargar en cualquier momento en el coche y pintar tu mismo sin ningún problema.


Sillas vintage

Aunque muchos optan por limpiarlas y ponerles algún cojín encima. Lo cierto es que el potencial de estos elementos se encuentra precisamente en su restauración. Un mundo lleno de pasos diferentes.


Podemos, por ejemplo, optar por dejar el color de la madera original. Tan sólo limpiando y barnizando un poco (acordaos de tratar este tipo de sillas pues la carcoma no perdona), y cambiando la tapicería. De esta forma nos quedaremos con parte de su esencia inicial y primigenia pero añadiendo un toque de modernidad en la tela de su asiento, pudiendo elegir terciopelos de los más divertidos.

SIllas vintage modernas

Otra opción es pintar la silla a nuestro gusto. No hay problema. Tan sólo tendremos que lijar un poco, para abrir el poro de la madera y retirar al mismo tiempo parte del antiguo barnizado.  Esta nueva silla la podemos pintar con los colores que más nos gusten, aunque os aconsejamos los claros como el crema o blanco. Estos tonos podemos posteriormente decaparlos un poco; y es que este estilo para este tipo de muebles nos encanta.

Sillas vintage en la decoeación


Aun así, hay quien prefiere pintarlas de colores llamativos como el plata o incluso algún rosa o amarillo. El resultado es diferente, pero dependiendo del estilo de nuestra decoración será más acorde. Un buen acabado esa lo único imprescindible.

Fotos vía: Decoralis, portobellostreet y remadeit

Tambien puede interesarte:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *