8 salones pequeños con encanto para inspirarte

Es cierto que los salones grandes nos dan muchísimo juego a la hora de crear diferentes áreas, apostar por colores más o menos potentes e incluso estampados en las paredes. Ahora bien ¿qué pasa con las salas pequeñas? Lo cierto es que también se pueden conseguir buenos resultados en espacios reducidos. Los salones pequeños con encanto son posibles y de ello hablaremos a continuación. Te daremos consejos y te mostraremos algunas ideas para que puedas inspirarte.

Salones pequeños con encanto para inspirarte

'
Índice
  1. Salones pequeños con mucho blanco
  2. Salón pequeño con encanto y columpio
  3. Salón pequeño y clásico
  4. Salón pequeño aventurero
  5. Un salón pequeño y moderno
  6. Un salón pequeño y abierto
  7. Muebles a medida para un salón muy pequeño
  8. Un pequeño salón con un sofá cama

Salones pequeños con mucho blanco

Nuestro primer ejemplo se trata de un salón pequeño alargado. Un salón con buen ingreso de luz natural, algo que  que siempre ayuda en esto de los espacios pequeños.

Nos ha encantado la manera en la que se aprovecha la luz utilizando blanco en las paredes. Hay que fijarse que hasta la chimenea también está pintada de blanco.

Las baldas en la pared, la mesa de centro (redonda para ocupar menos) e incluso el sofá. Todo al blanco aunque metiendo pinceladas de color a través de la madera de las patas de la mesa y del sillón, así como con la fibra natural de los diferentes elementos decorativos.

Salones pequeños con mucho blanco

Salón pequeño con encanto y columpio

Los salones pequeños pueden dar mucho juego si sabemos como aprovechar cada metro. Un buen ejemplo es este. Se trata de un pequeño salón en el que no se prescinde de un sofá amplio, eso sí, en tonos claros para aprovechar las grandes dosis de luz que entran por la ventana.

Nos gusta el concepto de mesa redonda, para aprovechar bien el espacio, así como el cojín que sirve de asiento extra, pero lo que más nos gusta es el columpio. Pensemos que los columpios a techo quedan suspendidos y no ocupan tanto como un sillón o una butaca. En esta ocasión es el complemento perfecto para dar encanto a este ambiente.

También puede interesarte leer: Hamacas de interior para decorar.

Un columpio en el salón

Hamaca colgante en el salón

Salón pequeño y clásico

¿Te gustan los espacios clásicos? ¡Sin problemas! Puedes apostar por tallas en blanco e incluso esculturas en ese color. Podrías incorporar un sofá de dos plazas con cierto corte clásico y, si aún queda espacio, añadir dos sillas o taburetes con una presencia más potente.

En este caso se ha optado por dos sillas de madera y cuero. No nos olvidemos del toque verde para poder contrastar y dar profundidad.

Salones pequeños con encanto

Salón pequeño aventurero

Este salón pequeño con encanto tiene varios puntos que nos gustaría destacar. Para empezar, fijémonos en la elección del sofá. Se trata de un sofá con una estructura más ligera, sin reposabrazos ni grandes respaldos, suficiente para convertirse en un lugar en el que descansar o leer, al mismo tiempo que aligeramos visualmente este rincón.

Por otro lado, seguimos con la apuesta por el blanco, que en esta ocasión, y para darle un toque más exótico, hace incluye madera en ese espejo redondo de marco irregular y la esa mesa de centro, también artesanal.

Mención especial merecen también las plantas de hojas grandes así como esos bonitos sombreros que se usan para decorar la misma pared del espejo.

Espejo de pared con marco artesanal

Un salón pequeño y moderno

Un salón pequeño no tiene necesariamente que usar sofá. Es más, ningún salón tiene la obligación de hacerlo. Es posible usar sillones como en este caso. Se trata de un bonito salón moderno con muebles de líneas rectas y sencillas, alejándose de cualquier mobiliario y decoración robusta.

Salones pequeños con encanto

Un salón pequeño y abierto

¿Y si tenemos la posibilidad de abrir el salón a la cocina? Aunque visualmente tendremos un espacio más amplio, hay que ir con cuidado y no colocar muebles demasiado grandes.

Este ejemplo nos gusta mucho. El sofá de dos plazas se apoya directamente en la isla de cocina, dejando así un espacio abierto por encima y dando mayor amplitud.

El sofá es en color blanco y madera clara, lo que aporta mucha más luminosidad al espacio. Todo ello permite jugar con otros elementos decorativos más llamativos como ese gran cuadro en blanco y negro que llena la pared por completo.

Salón pequeño abierto

Muebles a medida para un salón muy pequeño

Para terminar, fijémonos en esta propuesta. Se trata de un salón que está como encajado en un espacio reducido. Una muestra de que cualquier rincón puede aprovecharse bien con muebles que se ajusten perfectamente a las medidas.

Debemos tener en cuenta que en el mundo de los sofás hay de todo, incluso sofás a medida que se pueden adaptar a las particularidades de una estancia.

Sofá a medida para un salón pequeño

Un pequeño salón con un sofá cama

También existen opciones como la que podemos ver en este pequeño salón. Nos referimos a los sillones transformables, aquellos que se pueden convertir en un momento dado en una cama y que cerrados cuentan con ese aspecto bohemio y desenfadado.

Salones pequeños con encanto

¿Qué te parecieron las propuestas? ¿Cuál de todos estos salones pequeños con encanto te ha gustado más? Nos encantaría leerte en los comentarios... ¡Gracias por seguirnos!

Imágenes vía: ArchiDesiign, micasarevista.com, jojotastic.com, elledecor.com, arquitecturaydiseno.es

  1. Liliana Madrigal dice:

    Me gustaría cómo decorar lobby o salones de espera ( hoteles)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir