Mismo suelo para toda la casa: ¿Si o No?

No podemos negar que el suelo de una vivienda es uno de los elementos más importantes desde un punto de vista estético. El pavimento influye en diversos aspectos como la sensación de amplitud, la luminosidad, el estilo y también en la personalidad de la vivienda. Cuando nos enfrentamos a una reforma integral de vivienda, la elección del suelo muchas veces suele ser una de las cuestiones más difíciles de resolver; y es que, para empezar, tendremos que elegir entre colocar el mismo pavimento en toda la casa o ir alternando diferentes en las distintas estancias. Hoy te daremos las razones para colocar el mismo suelo para toda la casa, sí, incluidas cocina y baños.

Mismo suelo para toda la casa
Índice
  1. Ventajas de colocar el mismo suelo en toda la casa
    1. Ganar amplitud visual
    2. Acabar con los cortes y desniveles
    3. Mayor equilibrio en toda la vivienda
    4. Viviendas modernas
    5. Ahorrar dinero en la reforma
    6. También puede interesarte leer:
  2. Las desventajas de colocar el mismo suelo en toda la casa

Ventajas de colocar el mismo suelo en toda la casa

Ganar amplitud visual

Una de las mayores ventajas visuales de colocar el mismo pavimento en toda la casa la encontramos en el efecto de uniformidad.

'

Este efecto, a su vez, da una sensación de amplitud, haciendo que cada espacio de la casa luzca más grande de lo que es.

Poner el mismo pavimento para toda la casa

Hay pavimentos que lograrán este efecto en mayor medida que otros, como por ejemplo los pavimentos continuos tipo microcemento.

Aún así, apostar por otros como el suelo laminado para toda la casa, en tonos grises o tonos neutros, también puede ser una excelente idea.

Suelo de madera en toda la casa

Acabar con los cortes y desniveles

Otra de las ventajas de colocar el mismo suelo en toda la vivienda es que evitamos los cortes en las puertas así como los desniveles entre diferentes pavimentos.

Esto, sin duda, es algo que se agradece mucho; y es que estos cambios bruscos son uno de los peores "crímenes decorativos" en una casa.

Suelo laminado para toda la casa

Mayor equilibrio en toda la vivienda

Si tenemos un estilo marcado, lo que nos apetece es que toda la vivienda tenga ese estilo. Con un mismo suelo logramos equilibrarlo por igual en todas las estancias.

Este elemento puede servir de hilo conductor en todas ellas. Utilizando el mismo pavimento mantendremos la armonía en todos y cada uno de los rincones de nuestra casa.

Suelo continuo para toda la casa

Viviendas modernas

Aunque pensemos lo contrario, colocar el mismo pavimento en toda una casa no es algo tradicional, sino todo lo contrario.

Antiguamente se utilizaban una gran variedad de acabados para una misma vivienda. Por tanto, podemos decir que al usar el mismo suelo, se consigue un ambiente totalmente actualizado y moderno, sobre todo con los modelos que podemos encontrar actualmente.

Mismo pavimento para toda la casa

En la actualidad se está llevando mucho esto de utilizar el mismo pavimento de toda la casa incluso en baños y cocina.

Usar el mismo suelo para toda la casa

Ahorrar dinero en la reforma

Además de la cuestión estética, hay una ventaja financiera significativa al optar por un mismo pavimento para todas las áreas de la casa. Este enfoque no solo simplifica el proceso de toma de decisiones, sino que también se traduce en un ahorro sustancial de dinero.

Imagina recorrer una tienda de materiales para el hogar y enamorarte de varios tipos de suelos para diferentes habitaciones. Cada opción tiene su propio precio, y rápidamente te das cuenta de que elegir diseños diversos podría llevar tu presupuesto al límite. Aquí es donde la sabia elección de un mismo suelo entra en juego.

Al decidirte por un único pavimento para toda la casa, aprovechas la economía de escala en la compra. Al comprar una mayor cantidad del mismo material, los costos por metro cuadrado tienden a disminuir.

También puede interesarte leer:

Las desventajas de colocar el mismo suelo en toda la casa

Todas estas ventajas están bien. No obstante, para poder tomar una decisión es importante tener en cuenta también las desventajas de poner el mismo suelo para toda la casa.

Para empezar, no podremos zonificar o crear espacios diferenciados con los cambios de pavimento. Esto es algo que funciona muy bien en estancias abiertas en las que se comparten varias áreas. Por ejemplo, una cocina abierta al salón.

Elección del suelo para la casa

Otra cosa que no podremos hacer es poner el acento en el contraste. Esto es conseguir un golpe de efecto para otorgarle a una zona de la vivienda un gran protagonismo.

En los últimos años, esto se consigue con las baldosas de imitación hidráulica. Son pavimentos tan llamativos que quizá colocarlos en toda una estancia podría cansar, pero que en espacios puntuales funciona muy bien.

Mismo pavimento en toda la casa
Suelos laminados

Aun con estas desventajas, creemos que la mayoría de casas pueden ganar muchísimo usando el mismo suelo, que además, como hemos visto antes, puede salirnos un poco más económico si buscamos el material adecuado.

Imágenes vía: hogarmania, revistaad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir