Comedores con sillas diferentes

Hace tiempo era impensable mezclar sillas diferentes en una mesa. ¿Cómo podía ser eso? ¡Rompía toda la estética de la habitación! Afortunadamente, con el tiempo nos hemos hecho mucho más tolerantes y abiertos en cuanto a tendencias, y viendo el resultado de estos ambientes con sillas diferentes, seguro que nos alegramos todos de ello.

Comedores con sillas diferentes

'

Usar sillas diferentes en una misma mesa es una apuesta arriesgada. Sí. No obstante, si encontramos el diseño ideal, que se adecue al estilo decorativo de nuestra estancia, podemos conseguir un conjunto dinámico que aporte un plus decorativo más que evidente, como podemos ver en las fotos.

Opciones hay muchas. Podemos, por ejemplo, tomar diferentes modelos de sillas, sin importar color, ni forma ni tamaño. Es quizá la opción más transgresora, pero en determinados espacios, sobre todo en los espacios más amplios, puede ser una apuesta muy acertada.

Decoración con sillas diferentes

Sillas diferentes para decorar

Podemos también optar por un mismo modelo de silla en diferentes colores. Aquí ya estamos optando por una mayor concordancia, pero jugando con la diferencia cromática. Lo ideal sería dejar las paredes en un color neutro, para que las protagonistas fueran las sillas.

Sillas de diferentes colores

Sillas en tonos similares pero diferentes modelos

También podemos intentar buscar modelos diferentes pero con el mismo color. Esto nos permite jugar un poco más con los colores del resto de la estancia, sobre todo si optamos por sillas de color blanco o negro, por ejemplo.

Sillas de diferentes colores

Una opción que también nos gusta mucho es la de tomar dos colores. Uno de ellos el blanco, el otro mucho más alegre y llamativo. De esta forma estamos apostando por una nota de color pero sin la necesidad de llamar demasiado la atención.

Decoración con sillas diferentes

Sillas diferentes

Como veis, cualquiera de las opciones resulta más que idónea para pisos y casas con estilo, ya sean estancias con decoración rústica, nórdica o provenzal, entre otras. Además, hay que añadir que aunque encontramos un sinfín de modelos de sillas en el mercado, siempre podemos adquirir diferentes piezas en tiendas de segunda mano y restaurarlas nosotros mismos.

Imágenes vía: tallersmariavictrix.blogspot.com.es, decoholic.org

  1. Cecilia Ramos Velasco dice:

    Que bonitas opcion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir