Saltar al contenido

Cocinas abiertas: ventajas y desventajas

Las cocinas abiertas son tendencia desde hace algún tiempo. Tal es así que hay quienes no se resisten a tirar tabiques o paredes para integrar la cocina con la sala o el comedor.

Cocinas abiertas; ventajas y desventajas

No obstante, hay quienes no ven con buenos ojos esto de las cocinas abiertas, y ven más inconvenientes que ventajas. Lo que podemos decir es que sucede como con todo. A continuación hablaremos acerca de las ventajas y desventajas de las cocinas abiertas.

Ventajas de las cocinas abiertas

Las ventajas son más que evidentes. Para empezar ganamos en amplitud visual. Gracias a este tipo de disposición de las dependencias, las cocinas pequeñas, se verán beneficiadas en este aspecto. Y es que una pequeña cocina lucirá más grande si se tratara de una cocina comedor.

Además, hay que tener en cuenta que tendremos muchísima más luz. Esto seguramente hará que el ambiente se vea más amplio. En las construcciones antiguas, normalmente las cocinas eran interiores, pensadas para que la tarea de la preparación de los alimentos no ocurra ante los ojos de los demás. En cambio en la actualidad, con el boom de las cocinas abiertas al comedor o a la sala, la persona que cocina puede estar en contacto con las demás personas en la casa.

Cocinas abiertas

Cocinas abiertas con barra

Sin lugar a dudas una de las mayores ventajas de las cocinas integradas es que nos permite interactuar mejor mientras cocinamos. Es decir, podremos vigilar a los niños, por ejemplo. O hablar con la gente que esté en el comedor, o incluso relajarnos en el sofá sin perder de vista el horno.

Cocinas integradas

Desventajas de las cocinas abiertas

Ahora bien, es momento de hablar sobre los inconvenientes, que también los hay. Para empezar el ruido. Aunque parezca una tontería, pero no lo es. Quienes estén mirando televisión en la sala no estarían muy felices mientras se escucha la olla a presión, o mientras se trituran alimentos con la prosesadora.

Otra de las desventajas de las cocinas abiertas, tal vez más importante que el punto anterior, son los olores. En especial para quienes cocinan mucho frito. Si, es cierto que existen las campanas extractoras. Incluso en el mercado encontramos campanas de cocina modernas que son una maravilla. Pero debes saber que por más que contemos con una, es probable que algún olor se escape hacia la zona del comedor o el salón.

Cocinas abiertas con mucha luz

Por último existe un factor muy importante que debemos tener en cuenta, quizá hasta por encima de los demás. Y estamos hablando del orden. Y es que al tener la cocina abierta a la sala o al comedor, lo cierto es que el desorden que tengamos en un sector se verá feo en el otro. Por ejemplo, si dejáramos los platos sucios y los  utensilios de cocina por encima de la encimera, el comedor parecerá desordenado. Por el contrario, si tenemos el comedor o la sala hecha un desastre, la cocina, por extensión, también parecerá desordenada. Ten en cuenta este punto, y es que si unimos, unimos para lo bueno y para lo malo.

Cocinas abiertas

Cocina abierta al comedor

Cocina integrada al salón

Alternativas a las cocinas abiertas

No todo en la vida son blancos y negros, también existen los grises. En la arquitectura y el diseño ocurre lo mismo. Existe una alternativa a las cocinas abiertas. O mejor dicho, para que estén a mitad de camino entre abiertas y cerradas, y se trata de los cocinas con cerramientos de cristal. Una alternativa más que interesante. Con este tipo de cocinas tendremos el beneficio de la amplitud y la luz, y al mismo tiempo evitaremos que salgan de la cocina los ruidos y olores.

Cocinas con cerramientos de cristal

Estas son las principales ventajas y desventajas de las cocinas integradas. ¿Tu qué opinas? ¿Te gustan las cocinas abiertas? ¿O prefieres las cocinas cerradas? Cuéntanos, nos encantaría conocer tu opinión. Puedes dejar tu comentario aquí en el artículo…

Fotos vía: facilisimo.comelmueble.comcoastal-style.blogspot.com.ar, delikatissen.commisselanea.com.costylelovely.commilowcostblog.combloglovin.com,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (10)

Tengo que darles la razon en todo, pero tambien debo decir que una vez que te adaptas a tener los ambientes conectados, es maravilloso! Yo siempre he tenido la cocina conectada con el salon y el comedor y realmente es muy comodo, y cuando vienen visitas mucho mejor porque no debes dejarlas solas para ver como va tu plato, sino que tambien ellos ayudan !!! Realmente me encanto la propuesta!

Para mi estilo de vida es mucho más ventajoso tener una cocina abierta. Hay otro inconveniente que aquí no se menciona y es que se gana luz porque se tira un tabique y ese tabique lo perdemos para poner armarios.

Me parece muy bien estos comentarios x q le ayudan a uno ccomo guia un amigo se copio de un modelo

Es cierto que tiene inconvenientes como el ruido y los olores, pero dependiendo del estilo de vida de cada uno compensa o no, evidentemente es muy subjetivo.

Es cierto, tienes mucha razón en lo que comentas… 😉

Nodotros la hicimos hace un año y estamos encantados …es una alegría de luz espacio y sobre todo esa harmonia que tenemos la familia en la cocina …me encanta animo a hacerla es todo un acierto ..un saludo .

Qué lindo Susana. Muchas gracias por seguirnos!

Yo tengo cocina abierta y me encanta xq cuando recibo amigas puedo estar en contacto con ellas y asi las cosas se hacen mas rapido todo luce ordenado y cada vez puedes cambiar los adornos que deses en el mesón

Mi cocina ha sido abierta desde antes que comenzará a ser tendencia, mi estilo de vida no daba para organizarse tan bien como quisiera y por mucho tiempo la odie, porque no tenía forma de hacer que se viera un orden, sin embargo me he aplicado y me ha costado un mundo pero ahora es mi lugar preferido en toda la casa, depende mucho de lo que quieres conseguir a nosotros nunca nos molesto ni el ruido ni los olores, más bien el desorden.

Hace más de 13 años que tengo mi cocina junto al salon, en unas vacaciones lo probé y la convivencia con la familia me pareció genial entonces decidí hacerlo para mi vida cotidiana y aún no me he arrepentido, compre electrodomésticos silenciosos y por lo demás todo son ventajas ya que te obligas a tener la cocina permanentemente ordenada.