Saltar al contenido

Ambientes verdes con madera

A la hora de mezclar materiales con colores tenemos que tener mucho cuidado. Y es que no siempre estas combinaciones pueden admitir cualquier tipo de color. En la decoración, hay tonalidades que son más aptas para estancias modernas como por ejemplo el rojo pasión, mientras que otras piden a gritos un entorno cálido, como los tonos tierra. En este último grupo se podría introducir  el verde. El color verde (a excepción de los colores verdes más vivos) suele ser una tonalidad ideal para mezclar con materiales nobles como la madera.

Imaginemos un comedor blanco con una pared verde oliva. Una combinación que pide a gritos pequeñas pinceladas de madera. Una mesa grande de madera vieja, un gran espejo con marco del mismo material. Una combinación agreste que recuerda a los extensos campos de olivos del mediterráneo.


Evidentemente no se puede emplear los mismos materiales una y otra vez, así que el encanto reside en saber introducir otros sin que esa armonía entre la madera y el verde pueda romperse.  Cortinas lisas, sofás con colores claros (más bien blancos), muebles en tonos más neutros y un textil que intente resaltar de vez en cuando ese color estrella, el verde, quizá con cojines o alfombras por el suelo.


De esta forma podemos estar seguros que estaremos realizando una combinación en armonía.

Foto vía: decoilumina.com, x4duros.com, decoraestilo.com


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.