Saltar al contenido

3 maneras de pintar tú mismo una pared con triángulos

Se llevan los triángulos, punto. Podríamos completar la frase diciendo que se llevan los triángulos en la decoración, pero en realidad nos quedaríamos cortos. El uso de motivos geométricos en general es una tendencia que se ha ido extendiendo y que podemos ver aplicada ya en casi cualquier material, desde estampados en tejido a estanterías o azulejos.

3 maneras de pintar tu mismo una pared con triángulos

En nuestro caso nos vamos a centrar en lo que somos expertos: la decoración, la pintura y el «hazlo tú mismo» para que puedas aplicar esta tendencia a las paredes de tu casa de distintas maneras bastante sencillas. Hemos visto en el blog de Servicolor un tutorial que nos encantó,  «Las 7 paredes con triángulos que quieres tener«.Ahora sólo tienes que elegir una de ellas y ponerte manos a la obra con alguna de las tres técnicas que te proponemos a continuación.


 

La primera de todas es tan sencilla que sólo necesitarás pintura, un pincel y cinta de carrocero. Delimita los triángulos con la cinta en la pared y aplica la pintura hasta que quede relleno por completo. Los mejores resultados los conseguirás con tamaños grandes, pero si la versión maxi es demasiado para ti, espera a ver las siguientes propuestas.


pared-con-triangulos

A continuación vemos cómo puede verse esta técnica aplicada en un dormitorio en color rosa y gris. Interesante, ¿no crees?

pared-triangulos-maxi

Para triángulos más pequeños o patrones que se repiten puedes utilizar la técnica del estarcido con una plantilla. Tendrás que recortar la forma en una lámina de plástico e ir colocándola en la pared donde quieras tu triángulo para rellenarlo de pintura. ¿Quieres un paso a paso más explicado? Puedes verlo en este «Tutorial de estarcido» en el que han aplicado esta técnica sobre una mesa.


pared-con-triangulos-estarcidos

Esta técnica del estarcido aplicada en un dormitorio de bebé podría verse de esta manera, Obviamente podrían ser triángulos de diferentes colores y tamaños. Todo depende del gusto de cada uno!

pared-triangulos-plantilla

Por último, si las anteriores ideas te parecieron sencillas, espera a ver ésta. ¿Los materiales? Pintura y una esponja. Recorta la esponja con forma de triángulo y estampa el motivo en la pared para dibujar el diseño que hayas elegido. En este caso el resultado es una pared con triángulos tribales, pero puedes aplicar el estampado de forma aleatoria y el efecto será muy distinto.

pared-con-triangulos-estampados

Esta técnica aplicada a la sala podría verde de esta manera. El color de nuestros triángulos y el patrón a seguir dependerá de la decoración actual y del efecto que deseemos conseguir.

Tambien puede interesarte:


pared-triangulos-tribales

Con estos tutoriales ya no tienes ninguna excusa para no tener en tu propia casa una pared decorada con triángulos o cualquier otra forma geométrica que se te ocurra. También puedes aplicar estas técnicas sobre otras superficies, como un mueble o un lienzo si quieres probar en pequeño antes de lanzarte a la piscina. Pásate por la Tienda online de Servicolor para conseguir los materiales, elige una técnica y ¡prepárate para pintar!

Fotos vía: servicolor.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.