Saltar al contenido

Un viaje al pasado en Vejer de la Frontera

Vejer de la Frontera es un destino único de la costa gaditana, está localizado frente al Atlántico y es uno de los más bellos pueblos blancos de Cádiz, y con el privilegio de contar con una de las últimas playas vírgenes de la costa de la luz.

Su principal sustento económico es la agricultura y la ganadería de reses bravas, sin embargo el boom turístico ha llegado hasta su litoral, sobretodo en los meses de verano, y por ello también han proliferado gran cantidad de hoteles y apartamentos en Vejer.



Esta localidad forma parte de la maravillosa Ruta de los Pueblos Blancos, siento Vejer el colofón a esta ruta, por lo que cuenta con las características de la sierra pero a solo unos minutos de algunas de las mejores playas de Cádiz.

En el entramado de sus calles estrechas y laberínticas y en la decoración de sus casas y edificios han quedado patentes sus cinco siglos de pasado musulmán, como podemos ver en los patios de sus casas, típicamente decorados al estilo andaluz con su especial colorido y alegría, en los que predominan sobretodo las plantas aromáticas y los azulejos con motivos geométricos, sin olvidarnos nunca de las fuentes y el ruido constante del agua cayendo, y siempre en los marcos de puertas y ventanas de vivos colores en contraste con el resplandeciente blanco de la pared.


Vejer ha mantenido las antiguas trazas han sido estrictamente respetadas hasta nuestros días, manteniéndose exactamente igual, de hecho, no hay ni un semáforo en el pueblo ni modernas construcciones, y por esto y su excepcional belleza fue declarado monumento nacional en 1978.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.