Saltar al contenido

5 tipos de suelos para tu reforma

Si estás planteando una reforma integral de tu vivienda, seguramente tendrás que tomar la difícil decisión de qué tipo de suelo escoger. Lo cierto es que hay muchas opciones en el mercado. No solo diferentes acabados, sino también unos más resistentes que otros. Puede que te guste mucho la madera, pero también puedes optar por los suelos cerámicos imitación madera que son mucho más resistentes y menos delicados, por citar un ejemplo. A continuación hablaremos de los 5 tipos de pavimentos más usados en reformas y de cuáles pueden ser sus pros y contras a la hora de colocarlos en tu casa.

Tipos de suelos para tu reforma

Suelos de parquet o madera natural

No podemos negar que son suelos realmente estéticos. Además son cálidos, acogedores y funcionan muy bien como aislante térmico. No obstante, también es cierto que estamos ante pavimentos con un mantenimiento bastante específico. Necesitan periódicamente barnizados e incluso acuchillados. Son delicados en cuanto a la limpieza, pues tienen una alta absorción. Asimismo, hay que decir que no aguantan demasiado bien los cambios bruscos de temperatura.


Tipos de suelos para tu reforma

Suelos de madera natural

Suelos laminados o tarima flotante

Fueron los primeros pavimentos que se atrevieron a imitar la madera. Las ventajas de este tipo de suelo son muchas: primero, son muy fáciles de instalar (incluso hasta sin tener que levantar el pavimento anterior). Son más económicos que los de madrea natural. La maravilla de los suelos laminados es que imitan muy bien la madera y no requieren ese mantenimiento tan específico del que hablamos antes.


Lo que muchos se preguntan es si si los suelos laminados resisten la humedad. La respuesta es que relativa. Si queremos un suelo de tarima flotante para zonas húmedas, tendremos que apostar por modelos especialmente fabricados para estas zonas.

Tipos de suelos para tu reforma

Suelos vinílicos

También imitan la madera como el laminado, así como otros materiales. Lo encontramos tanto en lamas como en formato autoadhesivo, por lo que su colocación también es mucho más sencilla que otros materiales.

Además son económicos y muy fácil de limpiar. Los modelos más nuevos aguantan perfectamente la humedad y podemos colocarlos en toda la casa. Hay que tener en cuenta que los suelos vinílicos autoadhesivos tienen una calidad inferior y gran componente plástico.


Suelos vinílicos

Suelos cerámicos

Los suelos de cerámica son, sin lugar a dudas, los que más se colocan en la actualidad. No obstante, debemos saber que dentro de este tipo de pavimento vamos a encontrar diferentes materiales. Por un lado están los suelos cerámicos o gres, que pueden estar hechos de pasta blanca o roja. Son limpios, fáciles de mantener y cuentan con gran variedad en sus modelos, además de muchos precios asequibles.

El suelo de gres puede resultar frío y si no fuesen de buena calidad se pueden rayar. Si sufren golpes, además, también pueden romperse dejando la capa roja interna a la vista.

Tipos de suelos para tu reforma

Por otro lado estarían los suelos porcelánicos. Son también baldosas cerámicas, pero se fabrican en una sola cocción. Es el más usado por muchos motivos, primero porque son suelos muy resistentes. Tienen baja absorción de agua, además, podemos encontrar una amplísima variedad de modelos que imitan otros materiales, como los suelos porcelánicos que imitan la madera. Evidentemente, estos pavimentos son más caros que los de gres.

Suelos claros

Tambien puede interesarte:


Tipos de suelos para tu reforma

Suelos porcelánicos

Suelos de microcemento

Los suelos continuos también son muy apreciados en la actualidad. Existen varias opciones, pero sin duda el que gana es el microcemento.

Entre sus ventajas, podemos destacar que en su instalación no se generan escombros y que se puede aplicar sobre los pavimentos anteriores. Obtenemos una superficie sin juntas, que siempre suele ser más interesante a la hora de mantener la casa limpia.

No obstante, debemos tener en cuenta que el microcemento es un material delicado, se puede rayar fácilmente y no se puede limpiar con productos que contengan lejía.

Pavimentos contínuos

Tipos de suelos para tu reforma

¿Qué te parecieron estas opciones de pavimentos para tu reforma? ¿Cuál de todos te gusta más? Nos encantaría leer tus comentarios aquí mismo en el Blog… ¡Gracias por seguirnos!

Puedes ver más sobre reformas integrales aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *