Saltar al contenido

Tarima flotante y suelo radiante, la combinación perfecta

Si hay dos productos interesantes que pueden funcionar perfectamente juntos son la tarima flotante y el suelo radiante. Se trata de una opción muy eficiente que tiene un gasto energético bastante bajo y un alto confort. Una solución cómoda en la pisada y con bastantes opciones de personalización en color y textura. Por norma general, la tarima flotante es mucho más interesante con el suelo radiante, más que otros suelos como el parquet o los azulejos; y es que aportan mayor calidez y estética. Ambos sistemas están muy de moda y son ideales para las zonas más frías. Te hablaremos un poco de los dos y te mostramos las ventajas de usarlos conjuntamente.

Tarima flotante y suelo radiante

La tarima flotante

Para hablar de estos dos productos conjuntamente, primero deberíamos conocerlos por separado. La tarima flotante es un suelo muy interesante que consiste en la sucesiva colocación de planchas de madera que van interconectadas entre ellas y se encajan unas con otras hasta que cubren por completo una superficie. Se trata de un pavimento cálido, acogedor y con un acabado en madera que podemos conseguir en una gran variedad de colores.


La colocación de este suelo parece sencilla, pues se trata de encajar las piezas. No obstante, para tener un buen acabado es necesario que el producto sea de buena calidad y contar con un buen profesional. Sólo de esta forma lograremos una instalación que resista en el tiempo y pueda aguantar correctamente sin deteriorarse. Así que para evitar problemas acude siempre a instaladores profesionales.

La tarima flotante

Ten en cuenta, además, que las placas de madera que se usan en la tarima flotante, están protegidas interiormente por una parte aislante, tanto térmico como sonoro, así no habrá problema con la calefacción radiante.


Suelo radiante

La calefacción por suelo radiante es una opción con muchas ventajas asociadas., sobre todo respecto a otros sistemas más tradicionales como puedan ser las estufas o incluso los radiadores.

Gracias a la instalación de suelo radiante, conseguiremos el máximo confort en cualquier estancia. Esto es debido a que el suelo radiante calienta la masa de aire de forma uniforme y, de esta forma, mantiene la sensación de calidez y confort durante mucho más tiempo que cualquier otro sistema de calefacción convencional. Además, debemos añadir que se trata de uno de los sistemas de calefacción más eficiente a la hora del uso de recursos energéticos, esto nos interesa mucho, pues se verá reflejado en nuestra factura de suministros.

Suelos de madera

Ventajas de instalar tarima flotante con calefacción radiante

Teniendo en cuenta los dos productos, podemos hablar de las ventajas que supone al colocarlos conjuntamente; y es que la combinación de tarima flotante con calefacción radiante genera una sensación de confort de lo más agradable. Andar descalzo en casa no será un problema, por ejemplo.


La características técnicas de la tarima flotante hacen que sea posible colocar este tipo de calefacción pues este material no se ve resentido ni afectado por este calor. Además, la tarima flotante y la calefacción radiante nos reportarán un ahorro energético de un 30% en la factura de suministros.

Calefacción radiante

La calefacción radiante genera calor por radiación. Esto significa que al tener este calor ubicado bajo nuestros pies, tendremos menos pérdidas energéticas y un aprovechamiento mayor del calor. Asimismo, esta combinación ayuda a tener una temperatura por aire mucho más seca.

No nos olvidemos que al tener la calefacción bajo el suelo, eliminaremos elementos como los radiadores, permitiendo así tener mucho más espacio extra en las habitaciones.

También puede interesarte: Cómo elegir suelos de madera.

Baños con tarima flotante

Tambien puede interesarte:


Instalar tarima flotante con calefacción radiante

Es importante que nos fijemos en la tarima flotante y que sea compatible con la calefacción radiante. No todos los modelos de tarima lo son, por lo que es algo esencial a tener en cuenta. Además, también tendremos que leer correctamente las instrucciones que nos proporciona el fabricante, pues cada marca y cada modelo podrían presentar especificaciones concretas.

Suelos de madera

El sistema de calefacción también influye. Por ejemplo, si es eléctrico, se verá sometido a unas variaciones térmicas mayores que si contamos con calefacción radiante por conducción de agua caliente.

No te olvides de fijarte siempre en los componentes para suelo radiante. Todos deben ser de calidad y estar homologados. Además deben instalarse siempre correctamente. Lo mejor en estos casos es acudir a un profesional experto en ambos sistemas.

Suelos radiantes en dormitorios

¿Qué opinas sobre la combinación de tarima flotante y suelo radiante? ¿Has tenido la oportunidad de probarla? Nos encantaría leer tus comentarios aquí en el Blog…

Imágenes vía: HomeAdore.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *