Saltar al contenido

Renueva una mesada de fórmica con pintura

La fórmica suele ser un material muy popular en la mayoría de las cocinas empotradas, pues ofrece una gran variedad de colores, resistencia, precio y durabilidad. Sin embargo, en muchas cocinas viejas y desactualizadas es posible encontrar mesadas de fórmica de colores bastante particulares (por no decir feos) que parecieran ser incombinables. Por otra parte, reemplazar completamente la fórmica de la cocina es muy costoso y pocos pueden permitirse una remodelación completa. La solución es más sencilla de lo que parece: renueva una mesada de fórmica con pintura, si lo haces correctamente puedes hacerla pasar por una de granito e incluso, aumentar su tiempo de vida.


En Remodelaholic.com encontramos muchas fotografías y la explicación detallada del proceso de remodelación de fórmica para transformarla (al menos en apariencia) en un material mucho más moderno y fácil de combinar: el granito. Para hacerlo, la autora de este proyecto sólo necesitó pintura negra, pintura plateada, una esponja natural y barniz de alto brillo.


Comienza limpiando muy bien la mesada o superficies a pintar. Protege todas las alacenas, paredes y lo que no desees pintar. Luego, cubre con una pintura base que tape los poros de la superficie y permite que la pintura se adhiera. Deja secar y aplica dos capas de pintura negra con un rodillo.


Una vez que la pintura negra haya secado completamente, toma la esponja natural (es importante que sea de este tipo, pues es lo que dará la textura), mójala ligeramente en la pintura plateada y presiona suavemente sobre la superficie negra, de forma más o menos pareja para crear las manchas típicas del granito. Deja secar.

El barniz final es el paso más importante. Utiliza uno muy espeso, que deje una capa brillante y gruesa en la superficie, casi como un acabado cristalizado. Limpia cualquier posible mota de polvo de la mesada o encimera y esparce el brillo siguiendo las indicaciones del empaque. Deja secar, teniendo en cuenta que no debe caer polvo ni tampoco poner cualquier cosa sobre la superficie, pues puede quedar una marca. Una vez seco, el resultado será fantástico! Si necesitas instrucciones detalladas y más fotografías, visita el blog de Remodelaholic.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.