Reforma de un piso estilo ecléctico: el proyecto personal de Rosa Lahoz

La interiorista Rosa Lahoz, conocida por su distintivo estilo en Lapopie Studio, nos invita a descubrir su refugio en Zaragoza. En este artículo te mostraremos cómo Lahoz ha convertido un piso antiguo en un vibrante ejemplo de piso estilo ecléctico, demostrando su creatividad y experiencia en el diseño de interiores.

Índice
  1. Un proyecto personal con estilo único
  2. La reforma: un viaje de creatividad
  3. Materiales y acabados: una mezcla ecléctica
  4. Colores y amueblamiento: un espectáculo visual
  5. Distribución del espacio: de lo tradicional a lo abierto
    1. Entrada
    2. Salón
    3. Zona de estudio/trabajo
    4. Pasillo
    5. Cocina y office
    6. Terraza
  6. Espacios personales: dormitorios y baño
    1. Dormitorio principal y vestidor
    2. Baño
    3. Dormitorio de invitados

¡Lo mejor de EstiloyDeco en tu correo!

Suscríbete GRATIS y recibe lo mejor de nuestro contenido en tu email…

Espera un momento...

¡Gracias por suscribirte!

Un proyecto personal con estilo único

La interiorista ha plasmado en su propia casa el ADN de Lapopie Studio, destacándose por su enfoque pintoresco y teatral.

Al encontrar este piso de 120 metros cuadrados con terraza en un edificio de 1956, Lahoz vio el potencial para crear un espacio único.

La reforma integral, que duró seis meses, implicó la demolición completa del interior para luego diseñar cada detalle personalmente, desde la distribución hasta los materiales.

Lahoz, consciente de que su estilo no es para todos, se siente plenamente identificada con su hogar. "Me da alegría y vitalidad ver tantos colores en mi casa", comenta.

Este proyecto no solo es un reflejo de su estética, sino también de su filosofía de vida, donde la singularidad y la expresión personal son fundamentales.

La reforma: un viaje de creatividad

La reforma del piso, situado en un edificio escalonado que otorga una sensación de semiático, fue liderada por ella misma, quien eligió mantener elementos originales como cornisas antiguas y pilares de hormigón visto.

La decisión de dejar las paredes con estucados irregulares y golpes visibles añade un carácter industrial al espacio, equilibrado con toques decorativos suaves y cálidos.

Para pintar las paredes, Lahoz buscaba un efecto cemento cromático muy concreto, logrado gracias a un pintor decorativo que viajó desde la otra punta de España.

Este cuidado en los detalles refleja su compromiso con la autenticidad y la calidad, elementos esenciales en su trabajo.

Materiales y acabados: una mezcla ecléctica

El suelo, originalmente de madera, fue reemplazado por tableros sintéticos de textura rugosa debido a su estado deformado.

Este cambio contribuyó al estilo rústico que Rosa buscaba. En la decoración de esta casa encontramos una mezcla de materiales como madera, hierro, cerámica y latón, combinados con influencias orientales que aportan una sensación de paz y armonía.

El envoltorio general del proyecto es de estilo industrial, pero con la decoración, añade un toque aterciopelado que evita la frialdad típica de este estilo. "El resultado es un espacio que se siente acogedor y lleno de vida", afirma.

Colores y amueblamiento: un espectáculo visual

El uso de colores es uno de los aspectos más llamativos de este piso estilo ecléctico. Los azules predominan, acompañados de verdes, ocres, granates y toques de rosa.

En cuanto al mobiliario, las antigüedades adquiridas por Lahoz a lo largo de los años llenan los espacios de historia y recuerdos personales, complementadas con flores y plantas que dan vida y alma a cada rincón.

La diseñadora confiesa su pasión por las antigüedades, que ha coleccionado durante años y en sus viajes. Estas piezas únicas no solo decoran, sino que cuentan historias y evocan recuerdos significativos, haciendo de cada objeto algo insustituible.

Distribución del espacio: de lo tradicional a lo abierto

Entrada

El acceso a la vivienda se abre directamente al salón, eliminando la compartimentación original. Un banco de madera delimita el espacio de entrada, acompañado por un cuadro de una mujer de estilo oriental que da la bienvenida.

Este diseño abierto permite una vista inmediata de todo el ambiente, creando una sensación de amplitud y cohesión desde el primer momento.

La entrada se convierte así en un preludio de la estética y la personalidad que se despliega en el resto de la casa.

Salón

El salón es un espacio diáfano donde destaca un papel estampado azul en el techo y un gran sofá de terciopelo azul frente a una cómoda art déco de cristal.

La chimenea integrada en la pared añade un toque acogedor, mientras que una mesa de trabajo y un rincón de lectura completan la funcionalidad del área.

La disposición de los muebles y la elección de colores y texturas crean un ambiente elegante y confortable. Cada elemento ha sido seleccionado con cuidado para armonizar con el conjunto y reflejar la visión estética de Lahoz.

También puede interesarte leer: Cómo combinar un sofá azul.

Zona de estudio/trabajo

Lo que podría parecer el comedor es, en realidad, un espacio de trabajo. Una mesa de estilo industrial y sillas de jardín heredadas se utilizan principalmente para trabajar.

Dos grandes muebles de madera negra teñida con tiradores de alas de ángel enmarcan otra pieza central negra sobre la que se ha colocado un cuadro de una geisha.

Este espacio combina estilos diversos que se coordinan a la perfección, teniendo como telón de fondo paredes con acabado cementoso en un tono verdoso natural. Un rincón de lectura junto a un gran ventanal completa esta área multifuncional.

Pasillo

Desde el salón, a la derecha, se abre un pasillo que, aunque inicialmente se quiso eliminar, resultó ser necesario en la nueva distribución.

Para evitar un efecto de túnel oscuro, cada pared del pasillo es diferente. Predomina una pintura azul verdosa que alcanza el techo, destacando molduras originales pintadas en un tono rosa casi blanco.

En la pared izquierda se instaló un papel pintado de rombos con una pieza decorativa de madera labrada, mientras que en la derecha cuelgan varios platos antiguos.

Un zócalo alto pintado de negro enmarca el pavimento de tablones de madera sintética, creando un contraste atractivo.

También puede interesarte leer: Cómo decorar un pasillo largo y estrecho.

Cocina y office

Rosa Lahoz quería una cocina grande porque "es donde hacemos vida", un espacio amplio y funcional donde la variedad estilística y cromática es evidente.

La cocina, diseñada a medida, cuenta con muebles superiores en turquesa y los inferiores en rojo inglés, con una encimera de silestone imitación mármol.

La cocina tiene un acabado de imitación hierro oxidado en los techos, y la zona de la isla está delimitada con un papel de rombos en los mismos tonos.

El pavimento hidráulico en blanco y negro añade un toque atemporal, mientras que el office, frente a la cocina, se delimita con un cerramiento acristalado de estilo industrial.

Terraza

La terraza de 15 metros cuadrados recuerda a un jardín provenzal, con mobiliario de madera, cojines de colores y muchas plantas, creando un ambiente relajado y natural.

Persianas de bambú, tinajas antiguas y un armario con espejo completan este rincón al aire libre, que tiene un suelo hidráulico antideslizante y paredes que combinan terracota y azul.

Espacios personales: dormitorios y baño

Dormitorio principal y vestidor

El dormitorio principal se destaca por un papel de grandes hortensias y un esquema de colores en verde oscuro y rosa claro.

Un vestidor hecho a medida se esconde tras unas puertas correderas, ofreciendo un espacio práctico y luminoso.

El dormitorio combina muebles diversos, como mesillas de bambú y madera lacada, un espejo que representa el sol y un montaje floral seco en una puerta recuperada. Estos elementos crean una atmósfera íntima y personalizada.

Baño

El baño, amplio y luminoso gracias a una reforma que le permitió ganar una ventana, es el espacio preferido de la propietaria.

Decorado con cerámica verde oscura y papel estampado floral, combina funcionalidad y estética en cada detalle.

El cuarto de baño se divide en dos ambientes separados por una mampara de cristal. La bañera de línea antigua, un capricho de la propietaria, le da un toque especial al espacio.

Toques dorados, cuadros con flores y marcos recuperados enriquecen la decoración.

Dormitorio de invitados

El dormitorio de invitados, diseñado como un "dormitorio de cuento", utiliza tonos azules y blancos, y mobiliario reciclado que crea una atmósfera mágica y acogedora.

Elementos como un dosel rosa antiguo, una alfombra de cebra azul y marcos antiguos contribuyen le dan ese toque especial.

¿Qué te ha parecido ese piso estilo ecléctico? Esperamos que te haya gustado tanto como a nosotros... ¡Gracias por leernos!

Más sobre Lapopie Studio: lapopiedecor.com

Fotografías: Néstor Marchador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir