Saltar al contenido

Radiadores de agua vs radiadores eléctricos

El invierno está a la vuelta de la esquina y es lógico que empecemos a pensar en calefaccionar el hogar. Existen diferentes maneras de hacerlo, pero los más utilizados son los de calefacción por radiadores, los que podemos dividir en dos tipos: radiadores de agua y radiadores eléctricos. Pero ¿Cuál es la diferencia? ¿Cuál es la mejor opción?

Radiadores de agua vs radiadores eéctricos

En las siguientes líneas te contaremos cuáles son las características y ventajas de cada uno de estos sistemas de calefacción. Para ello hemos contactado con Clima Mania, tienda especializada en climatización.


Radiadores de agua

Los radiadores de agua van conectados a tuberías por las que circula agua caliente que proviene de una caldera. Suelen ser utilizados en viviendas grandes o en edificios de departamentos, donde se cuenta con una caldera que distribuye el calor a través de las tuberías y, dentro de cada apartamento podemos encontrar varios radiadores, generalmente uno en cada estancia.

Climatización por radiadores

Si se cuenta ya con un sistema de calefacción central, es sólo cuestión de comprar un radiador e instalarlo. En caso de no contar con caldera ni tuberías, es posible hacerlo, pero debemos tener en cuenta que se tratará de una reforma más importante. De todas maneras es bueno evaluar costos y beneficios, los radiadores de agua son más eficientes y gastan mucho menos que los eléctricos, lo que a la larga significará un ahorro.


Un punto importante a tener en cuenta es que para instalar un radiador de agua necesitaremos contratar un especialista matriculado. Ya sea para agregar un radiador a nuestra calefacción central o para hacer una instalación de caldera y tuberías desde cero.

Existen diferentes tipos de radiadores de agua clasificados según el material con el que están fabricados:

  • Radiadores de aluminio: son los más rápido calientan el ambiente. Además son muy estéticos, lo que hace a la decoración interior.
  • Radiadores de acero: son más económicos que los anteriores aunque no son tan rápidos ni eficientes.
  • Radiadores de hierro fundido: son los más costosos. Los edificios viejos aún los siguen teniendo. Son muy duraderos, aun que no calientan tan rápido como los de aluminio.

Radiadores eléctricos

Un radiador eléctrico, en cambio, es un emisor térmico que no necesita de tuberías ni calderas, emite el calor obtenido de la red eléctrica. Son una buena opción para viviendas pequeñas o para aquellas que no cuentan con sistema de calefacción central, o muchas veces como un complemento a esta.

Radiadores eléctricos vs radiadores de agua


Una de las ventajas de los radiadores eléctricos es que su instalación es sumamente sencilla. No requiere de obras, es cuestión de fijarlos a una pared y enchufarlos a un toma de corriente eléctrica. Además su mantenimiento es mínimo en comparación con los radiadores de agua.

La contra de estos artefactos es el alto consumo de energía, aunque existen en el mercado opciones de bajo consumo.

Existen diferentes tipos de radiadores eléctricos, dependiendo de el sistema que utilizan para generar calor, se clasifican en:

  • Radiadores eléctricos de aceite: son recomendados para usos prolongados. Al conservar muy bien el calor, permiten que puedan apagarse y encenderse, lo que los hace consumir menos energía eléctrica. Generalmente están fabricados en aluminio, lo que los hace muy eficientes a la hora de emitir calor.
  • Radiadores eléctricos secos: calientan el aire en sus paneles a través de conducción, y luego lo emiten a través de convección. Estos radiadores calientan muy rápido, pero una vez apagados, dejan automáticamente de emitir calor. Son ideales para estancias donde uno no permanecerá tanto tiempo, como por ejemplo el cuarto de baño.
  • Radiadores eléctricos cerámicos: estos radiadores calientan muy lento, pero una vez apagados mantienen el calor por mucho tiempo, y esto gracias a su interior cerámico.

Esperamos que esta información te sea útil a la hora de escoger un radiador para este invierno. ¡Gracias por seguirnos!

Tambien puede interesarte:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *