Saltar al contenido

¿Qué necesito para trabajar desde casa?

Trabajar desde casa es cada vez más común. Esto venía ya en aumento y, con lo sucedido con la pandemia y el confinamiento, no hizo más que acelerar esta tendencia. El teletrabajo hace que muchos tengamos que buscar un rincón en casa para poder desempeñar nuestras labores. Si bien es cierto que hay básicos como la mesa y la silla de oficina, hay muchos otros aspectos que quizá no estés valorando y que sean también importantes y necesarios. En esta ocasión hablaremos de los imprescindibles para montarte un despacho en casa.

¿Qué necesito para trabajar desde casa?


Una mesa que se adapte a tu espacio

Sí, la mesa es la parte más importante, o por lo menos una de ellas. Una superficie para poder trabajar es clave. Antes de elegirla, eso sí, es importante tomar las medidas del espacio en el que la vas a colocar.


Mesa de oficina

Si bien es cierto que estos muebles suelen venir en medidas estándar, respetando siempre la misma altura, hay quienes prefieren utilizar otro tipo de mesa y adaptarla, o incluso prefieren hacerla a medida. En tal caso ten en cuenta que utilizarás esta mesa con una silla de oficina, las cuáles suelen ser más grandes que las sillas convencionales. Por tanto, la mesa o escritorio tendrá que tener una altura suficiente para que una vez termines tu trabajo puedas guardar la silla debajo y no moleste, sobre todo si está en una zona común.

Una silla de oficina cómoda

Es otra de las claves; y es que si estamos muchas horas trabajando, necesitamos un lugar en el que estar cómodos. Mantener una postura cómoda y correcta, gracias a las sillas ergonómicas, nos ayudará a evitar dolores de espalda y otros problemas de salud que pueden surgir a mediano y largo plazo. Además, aunque pueda parecer un dato menor, estar en una posición cómoda a la hora de trabajar y en un ambiente agradable, incidirá directamente en la productividad.


Trabajar desde casa

La iluminación adecuada

Si trabajamos cerca de un punto de luz natural siempre es mejor. No obstante, muchas veces la luz natural no es suficiente, por lo que tenemos que estar cerca de enchufes para contar con un «plan B»: la luz artificial. Podemos comprar lámparas de mesa, lámparas de pie o las lámparas tipo flexo, las cuáles son muy útiles en las mesas de trabajo. Lo cierto es que el mundo de la iluminación es mucho más amplio de lo que solemos imaginar, por lo que siempre conseguirás una solución según tus necesidades.

Iluminación para despacho en casa

También puede interesarte leer: Cómo decorar una oficina en casa.


Productos ergonómicos

No sólo la silla tiene que ser ergonómica. Si pasamos mucho tiempo frente al portátil o a la pantalla del ordenador de sobremesa, podría ser buena idea incorporar un brazo para el monitor, por ejemplo. Estos brazos permiten ver la pantalla en una posición ideal. Además, estos productos suelen contar con organizadores de cables para tenerlo todo un poco más ordenado, algo que se agradece en cualquier espacio de trabajo.

Trabajar desde casa

Paleta de color

Este es otro punto a tener en cuenta. Lo cierto es que una gran mayoría ignora la importancia que tiene la paleta de colores en un espacio de trabajo. Las paredes deben estar pintadas en colores que nos motiven y que nos relajen. Intenta que no sea un color estridente. Quizá mezclar blanco con alguna tonalidad pastel o incluso gris podría funcionar. Además, intenta también que el color de tus muebles no desentonen. La madera o los colores claros como el blanco suelen ser los más adecuados.

Espacio de trabajo organizado

El blanco es uno de los colores que más nos ayudará en este espacio para verlo todo más limpio. No obstante, la psicología del color nos dice que el azul es el color que nos ayudará a concentrarnos e incluso que los detalles en rojo o naranja (pequeños) pueden estimular nuestra creatividad.

Mantener el espacio organizado

Para terminar con este listado de imprescindibles para trabajar desde casa, es importante también hablar del orden. No importa que únicamente uses un ordenador, seguramente tendrás lápices y notas, quizá uses documentos o incluso libros. Intenta buscar las opciones de almacenaje más adecuadas para tu espacio de trabajo: desde clasificadores, archivadores, organizadores, tableros y moodboards o cajas.

Tambien puede interesarte:


 

Esperamos que estos consejos te vengan bien si es que estás pensando en montar tu propio despacho en casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *