Saltar al contenido

Qué es una base de colchón y cómo elegir la más adecuada

Tendemos a darle mucha importancia al colchón y no al resto de la estructura de nuestra cama, cuando lo cierto es que una mala base de colchón puede arruinar nuestro descanso. Sí, esta base es importante. Además, debe adaptarse al tipo de colchón que tenemos, por ejemplo, no será lo mismo una base para un colchón de látex que una base para colchón de muelles ensacados.

Qué es una base de colchón y cómo elegir la más adecuada


La importancia de la base del colchón

Una base que no sea apropiada para nuestro colchón, puede llegar a deformarlo. Además, esto puede hacer que su firmeza varíe, cambiándola por completo incluso desde el primer día.


Tenemos que tener en cuenta que no cualquier base es apropiada para los tipos de colchones que hay en el mercado. No parece buena idea, por tanto, aprovechar la que tengamos en casa si nuestro colchón nuevo es diferente al que teníamos, sobre todo si las medidas son distintas.

La importancia de la base del colchón

Tipos de base según el colchón

A continuación te contaremos un poco acerca de los tres tipos de bases de colchón más usados.


Bases laminadas

Los somieres de láminas son bases que ofrecen una gran transpirabilidad al colchón. Esto es debido a que el espacio entre sus láminas permite que el aire circule fácilmente. Además, son capaces de ofrecer un soporte bastante elástico.

Dormitorio en blanco

La opción más recomendable es la de los somieres con láminas de madera natural. En cuanto al tipo de colchones que mejor se ajustan a estas bases, podemos decir que los de látex son los más recomendables dadas sus propiedades en transpirabilidad. También es adecuado para los colchones viscoelásticos y de muelles, aunque quizá no sea la opción del mercado más interesante para los colchones de muelles ensacados.

Bases tapizadas

Las bases tapizadas ofrecen un soporte muy firme. Estas bases son recomendables para aquellas personas que quieren mayor estabilidad y firmeza en su colchón. En la actualidad se tapizan con tejidos transpirables, los cuáles son capaces de favorecer la eliminación de la humedad. Asimismo, también se suele perforar la tapa para fomentar esa circulación de aire. En este caso, si la tapa está agujereada, esta base podría servir para todo tipo de colchón. En el caso de que no fuera así, los colchones de látex no serían los más indicados para este caso.


Qué es una base de colchón y cómo elegir la más adecuada

Si contamos con un colchón de muelles ensacados, las bases tapizadas son la mejor de las opciones. El motivo es que los muelles ensacados no se unen entre sí con acero, como sí sucede en los muelles tradicionales. En estos colchones, los muelles van encapsulados en tejido TNT (tela no tejida) unidos entre sí con colas naturales. Esto da como resultado una carcasa estable e indeformable, siempre y cuando se apoyen sobre superficies completamente rectas y firmes.

Canapés abatibles

Están muy de moda y lo cierto es que es entendible; y es que con un canapé abatible obtenemos, además, espacio extra de almacenaje.

También puede interesarte leer: Camas con espacio de almacenaje.

Es importante saber que son estructuras que llegan hasta el suelo. La tapa del canapé suele estar fabricada de materiales similares a las bases tapizadas, por tanto, sería una opción también muy interesante para los colchones de muelles ensacados, pues además son más rígidas que otras bases de cama.

Canapé abatible

Tambien puede interesarte:


Ahora bien, tampoco podemos pensar que estas bases son aptas para todos los colchones, pues lo cierto es que los canapés abatibles son muy poco transpirables. Esto significa que los colchones de látex no tendrán una buena experiencia con ellos. Asimismo, los colchones viscoelásticos que no tengan elementos de aireación interna tampoco la tendrán.

Dormitorio en tonos neutros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.