Saltar al contenido

Mesas y sillas altas: cuando el espacio importa

Todos necesitamos tomarnos una pequeña pausa de vez en cuando. Ya sea para tomar una taza de café, desayunar e incluso para trabajar en el portátil, las mesas y sillas altas ya no son una exclusividad de las barras de la cocina o de los bares. Crea un rincón personal con una nueva perspectiva utilizando mesas y sillas altas.

Probablemente tengas un rincón que no estés aprovechando en tu hogar, pero no es lo suficientemente grande para un sillón grande y una mesa, o quizás deseas tener un espacio para tomar el desayuno y las dimensiones de tu cocina no te permiten tener mesas y sillas regulares. En todos estos casos las mesas y sillas altas resultan sencillamente perfectas, no solo en lo que a decoración se refiere sino además en la funcionalidad, pues utilizan el espacio vertical, además que sus estilizadas proporciones no resultan invasivas, por lo que no disminuyen visualmente el espacio.

Dos sillas elevadas con una mesa a juego ocupan (dependiendo del modelo, claro está) menos de un metros cuadrados, muchísimo menos que una mesa convencional. En el mercado existe una gran variedad de colores, materiales y diseños, por lo que no será complicado incluirlas en casi cualquier estilo decorativo. Ligeras, fáciles de transportar y mantener, las mesas y sillas altas son la solución para crear un espacio íntimo y funcional sin limitaciones de espacio.

Imágenes: BoConcept

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *