Saltar al contenido

La importancia del aislamiento en una vivienda

Las viviendas correctamente aisladas son muchísimo más eficientes energéticamente. Son casas, por tanto, que mantienen mejor el calor y el frío y que nos ahorran dinero en las facturas de suministros. Además, también podemos hablar del aislamiento acústico, que produce una mejora en el descanso y en el estado de ánimo. En cuanto a materiales se refiere, lo cierto es que existe un sinfín de opciones. Los materiales sintéticos dan muy buenos resultados, pudiendo encontrar una amplia variedad como los que podemos ver en firmas como URSA.

La importancia del aislamiento en una vivienda

El aislamiento térmico y su importancia

El aislamiento térmico surge del uso de materiales que puedan reducir la transmisión de calor y el frío a nuestra vivienda. Estos materiales se colocan en fachadas, techos, suelos o ventanas, para poder mantener la temperatura interior. En invierno mantiene el calor dentro y en verano impide que el calor del exterior ingrese.


Aislamiento en viviendas

La importancia del aislamiento en una vivienda

Materiales para aislar térmicamente una vivienda

Como comentábamos, existe una amplia variedad de materiales. Los sintéticos dan muy buenos resultados, pero incluso dentro de ellos también encontramos diferentes alternativas.


Una de las opciones es, por ejemplo, el poliestireno expandido (EPS). Se trata de uno de los más usados, tanto por su densidad como por su baja conductividad térmica.

Aislamiento térmico en viviendas

Otra opción es el poliestireno extruido (XPS). Es muy similar al anterior, pero se le suma la ventaja de que, además, se puede mojar sin problema porque es muy absorbente.

También hay aislantes de poliuretano, que tienen un mayor rendimiento térmico y se usan, generalmente, proyectados como espuma. Asimismo, estarían también los rollos reflexivos, que se forman con varias capas de burbujas de polietileno.


El aislamiento acústico y su importancia

No podemos caer en el error de pensar que el aislamiento térmico es el único que tenemos que tener en cuenta. Lo cierto es que el ruido es una de las principales molestias que puede sufrir una persona en su casa; y es que vivir en una gran ciudad podría pasarnos factura en nuestro descanso, sin mencionar que vivir al lado de una gran carretera o incluso de un aeropuerto sería inviable en una vivienda sin aislamiento acústico.

Los aislantes acústicos pueden insonorizar paredes, suelos y techos para mejorar así nuestra calidad de vida.

Hogar saludable

Cocina moderna y funcional

Materiales para aislar acústicamente una vivienda

Como en el caso anterior, existen una amplia variedad de materiales que se pueden usar como aislantes acústicos.

Para el aislamiento acústico se suelen usar materiales pesados y de alta densidad. Materiales rígidos como el hormigón o el terrazo. Además, también existen láminas más pesadas y flexibles hechas con caucho o betún.

Tambien puede interesarte:


La importancia del aislamiento en una vivienda

También serían muy útiles las cámaras de aire añadiendo materiales absorbentes como la lana de vidrio o de roca.

Por otro lado, tendríamos la absorción acústica, en la que se utilizan materiales de poca densidad, ligeros y realmente flexibles. Es aquí donde encontramos el poliuretano, que es el preferido para colocar en techos y tabiques. Es lo que podemos encontrar en el mercado como espuma de poliuretano.

También se usa el Geotextil, un producto reciclable que tiene una gran durabilidad y capacidad de absorción.

Hogar saludable

Como podemos ver, hay muchas opciones para poder aislar correctamente nuestra vivienda. Lo importante, en todo caso, es contar con una buena firma que nos ofrezca materiales de calidad para poder completarlo con una instalación profesional. No sólo nuestra comodidad está en juego, nuestra factura de suministros a final de mes también lo agradecerá.

Si quieres ver más sobre reformas del hogar, dale un vistazo a las siguientes entradas del Blog:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.