Saltar al contenido

La importancia de las sillas en la decoración de interiores

La decoración de un hogar tiene muchísimos elementos importantes que no podemos descuidar. Tan esencial es la buena elección de las lámparas, como lo es del sofá y otros muebles e incluso las sillas. Sí, las sillas en la decoración tienen un papel fundamental.

Sillas en la decoración

Además de ser un elemento que nos permite sentarnos, algo que es clave para realizar determinadas actividades del día a día, las sillas pueden completar la decoración de una estancia aportando matices nuevos o apoyando la dinámica de un estilo decorativo concreto.


Diferentes tipos de sillas

Aunque pensemos que las sillas únicamente están hechas para un comedor, lo cierto es que cualquier estancia de la casa puede equiparse con una silla en un momento dado.

Sí, hay muchos tipos de sillas que podemos adaptar a nuestra vivienda. Podemos encontrar, así, sillas para la sala de estar o para la cocina, si contamos con una mesa o incluso con una barra de cocina en la que colocar taburetes. Muy interesantes para crear una pequeña zona extra en la que desayunar o comer de manera informal.


Las sillas de oficina son imprescindibles cuando contamos con un despacho en casa o para las habitaciones juveniles en las que hay escritorios para que los niños y jóvenes estudien y realicen sus tareas escolares.

¿Significa esto que no podemos usar sillas en ningún otro sitio? En absoluto. Una silla en el recibidor, con un buen tapizado o un diseño moderno, puede ser la mejor tarjeta de presentación de nuestro hogar.

Una silla en el pasillo (siempre que no entorpezca el paso) o incluso en un rincón del salón o dormitorio, puede ser, también una superficie para colocar elementos decorativos; y es que, al final, se trata de explorar las posibilidades de estos elementos que, además, pueden ser altamente decorativos dependiendo del estilo que escojamos.


La importancia del estilo de la estancia

Como vemos, hay muchísimas opciones a la hora de elegir el sitio en el que colocaremos nuestras sillas, escogiendo entre una opción decorativa y otra puramente funcional. Ahora bien, si hay algo importante, independientemente de para qué usemos la silla, es el estilo decorativo de la estancia.

Siempre debemos fijarnos en la estética de la estancia para poder escoger las silla. Hay tantos modelos como estilos decorativos encontramos. Así, podemos encontrar sillas de estilo nórdico, con modelos icónicos de una sencillez y calidez estupenda, sillas clásicas tapizadas o incluso sillas eclécticas con estampados diferentes que se convierten en auténticas obras de arte.

La elección de estas sillas debe basarse en el tipo de decoración que impere en la estancia. No obstante, hay veces que un contraste puede funcionar. Por ejemplo, si tenemos una casa con un toque nórdico, podría ser interesante introducir una silla moderna para romper un poco con esa estética tan sencilla.

Tambien puede interesarte:


La comodidad

Las sillas deben ser cómodas, sobre todo si las usamos en espacios como comedores, oficinas o cocinas. En este caso, siempre es recomendable probar las sillas antes de comprarlas y no dejarnos llevar únicamente por la apariencia.

Asimismo, también es necesario encontrar modelos que se adapten al espacio en el que van a ubicarse. La altura, el tamaño e incluso los materiales que se utilizan en su fabricación variarán bastante y eso es algo que debemos tener en cuenta dependiendo de la estancia donde la colocaremos. Por ejemplo, no es lo mismo escoger un taburete de cocina, que normalmente suelen fabricarse con materiales más duros y rígidos que una silla de oficina en la que priorizan los textiles transpirables o una silla de comedor, en la que la variedad de materiales es realmente infinita dependiendo del estilo que queramos aplicar.

¿Qué te parecen las propuestas? Como puedes ver existe un mundo de sillas para la decoración… ¡Gracias por seguirnos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.