Saltar al contenido

La importancia de elegir un buen colchón

El colchón es una de las piezas clave de nuestro bienestar; y es que si no descansamos nuestro cuerpo lo nota de una forma alarmante. Por tanto, elegir un buen colchón es importantísimo para que las horas de sueño sean realmente reparadoras y el mal descanso no nos pase factura.

Ten en cuenta que los colchones actuales suelen estar hecho de materiales de gran calidad. No obstante, se recomienda cambiarlos antes de los 10 años. El motivo es que pueden perder sus propiedades y hacer que tu descanso no sea tan bueno como crees.


En las siguientes líneas hablamos un poco sobre la importancia de elegir un buen colchón y algunos aspectos básicos para que dicha elección sea la correcta.

Descansar bien para estar bien

Dormir en un colchón cómodo se traduce en un buen descanso. Este buen descanso, a su vez, trae beneficios para nuestra salud. Así, cuando descansamos correctamente nuestro sistema nervioso e inmunológico estará mejor. Además, un buen colchón también influye en la mejora de nuestra circulación sanguínea.

Si escogemos un buen colchón, notaremos que nuestro aparato locomotor funciona mejor. Además, también favorece nuestro metabolismo, nos mantiene más descansados e incluso mejora el funcionamiento de órganos como el corazón, ojos y cerebro.


¿Qué tipo de colchón debo escoger?

Es una pregunta un tanto completa. Cada persona es diferente, por lo que cada una requiere un colchón diferente. Afortunadamente hay una amplia gama de opciones en el mercado y existen sitios webs especializados, como por ejemplo mejorcolchon.net, donde puedes ver comparativas de los mejores colchones del mercado.

La clave es intentar pensar cómo dormimos, cuál es la postura que escogemos normalmente, si dormimos solos o acompañados, si somos de movernos mucho e incluso cuál es nuestro peso para poder escoger la mejor de las opciones, tanto en material como en firmeza.

La importancia de la firmeza de un colchón firme

Las personas, como comentábamos, somos diferentes físicamente. Hay gente más alta, más baja, más robusta y más delgada. Un buen colchón deberá repartir el peso de manera adecuada. Debe tener la firmeza suficiente para sostener bien el cuerpo.


Por tanto, en un colchón demasiado rígido, nuestra espalda no se adaptará correctamente y ejercerá mucha presión en los puntos de apoyo. Por otro lado, si es excesivamente blando, tenderá a hundirse, curvando la espalda y aumentando la sensación de calor.

Las personas que pesan poco deben apostar siempre por colchones más flexibles. Por su parte, las personas más corpulentas necesitan colchones con mayor firmeza para poder asegurar la correcta sujeción. Además, recuerda que si duermes de lado deberías poder hundir levemente el hombro en el colchón.

Problema de alergias

Las personas que tienen algunas alergias deben prestar mucha atención en esto de la elección del colchón. Existen colchones antiácaros que tienen tratamientos especiales, como el de aloe vera. Estos colchones son los que deberíamos comprar en estos casos, pues son ideales para las personas que tienen sensibilidad a los alérgenos.

Elegir un buen colchón para no pasar calor

Por último, también hay que hablar de los días de calor. Está claro que con el frío, uno puede tener más herramientas a su alcance, como las mantas, edredones, etc. No obstante, con el calor, hay veces que no queda más remedio que apostar por el aire acondicionado.

Tambien puede interesarte:


Teniendo en cuenta lo nocivo que puede resultar para muchas personas tenerlo encendido toda la noche, sería mejor apostar por colchones que sean más frescos.

También puede interesarte leer: Ideas para dormitorios modernos.

Sí, hay colchones que pueden resultar mucho más frescos, como los colchones de muelles ensacados; y es que este tipo de producto transpira mejor. También podríamos escoger colchones viscoelástico, pero en este caso deben ser perforados.

Hay modelos de colchones que incluyen dos caras, una para verano y otra para invierno. Este tipo de colchones puede ser una excelente opción para ahorrar en la factura de la luz durante el verano.

Esperamos que esta información te sea útil si estás pensando en cambiar el colchón. Y para ti, ¿cuál es el mejor? Nos encantaría leerte en los comentarios…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *