Saltar al contenido

Crea tu propio cabecero de cama

Los cabeceros de cama son los protagonistas indudables de todas las habitaciones. Si tienes una cama sencilla, un box con un colchón, es muy probable que sientas que a tu habitación le falta algo. En ocasiones anteriores les hemos dado ideas para hacer cabeceros, todos muy originales. Este que le presentamos hoy es muy fácil de personalizar y, si bien es cierto que requiere un poco más de trabajo, el resultado valdrá la pena. Crea un lindo cabecero de cama capaz de atraer miradas.

La ventaja de hacer las cosas uno mismo en vez de comprarlas no es sólo el aspecto económico, sino que podrás crear piezas 100% originales y adaptadas a tus necesidades. Por ejemplo, este cabecero acolchado no sólo es cómodo para recostarse, sino que también puede armonizar completamente con el resto de la decoración. Para hacerlo necesitarás tela de dos o tres estampados o colores, guata o relleno para hacer edredones, goma espuma firme y un tablón de contra enchapado del alto que desees y del mismo ancho que tu cama.


Comienza cortando la goma espuma firme en cuadrados de unos 25 cm, rodéalos con la guata y a continuación fórralos con la tela, sosteniéndola en la parte trasera con unas cuantas grapas. Cuando tengas todos los cuadrados listos para cubrir la plancha de contrachapado, pégalos utilizando un pegamento fuerte, alternando los estampados de las telas. Para finalizar, cuelga con tornillos el cabecero detrás de tu cama. Puedes utilizar la misma tela que usaste en esta labor para hacer algunos almohadones a juego y aumentar la sensación de armonía en el espacio.


Fuente: BHG

imágenes: Babble,  Sawdust and Embryos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *