Saltar al contenido

Corona floral con cartón reciclado

Cada cierto tiempo suelo cambiar la decoración de la pared que está detrás de mi cama, pues el cabecero no es muy alto y no me gusta la pared vacía; por lo que siempre estoy a la caza de proyectos sencillos, económicos y elaborados con materiales reciclados. En este momento tengo mariposas de origami con papel de colores, pero creo que he encontrado el proyecto perfecto: esta corona floral hecha con cartón reciclado, proveniente de los tubos de papel higiénico o toallas de papel para la cocina. Es económico, fácil de hacer, tiene un look muy minimalista y deja mucho espacio para la imaginación, pues se pueden acomodar las flores de la manera que prefieras.

Para hacer esta corona floral sólo necesitarás pegamento (puede ser pegamento blanco o silicón caliente), varios tubos de cartón de papel higiénico, pintura del color o colores que prefieras y una cinta para colgarla o silicón transparente para pegarlo directamente en la pared.

Comienza recortando el tubo de cartón en tiras del mismo grosor, puede ser de aproximadamente 1.5 cm, aplánalo un poco para que tenga una forma elíptica. Arma las flores pegando los extremos inferiores de cada tira de cartón. Si usas pegamento blanco, utiliza clips para mantenerlos unidos hasta que se sequen. Necesitarás al menos 10 elipses para cada flor. Ensambla todas las flores que quieras. Si utilizas tubos con distinto grosor, tendrás flores de distinto tamaño.

Una vez que el pegamento esté bien seco y las flores se vean firmes, puedes cubrirlas con una capa de pintura del color o colores que desees. Si te gusta el color natural del cartón, puedes dejarlas como están. Ensambla la corona, con un poco de pegamento, átala con una cinta o pégala directamente en la pared.

Para instrucciones detalladas y más fotografías, visita: CreativeMom o BonTemps

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *