Saltar al contenido

Cómo improvisar un vestidor en nuestra habitación

Seguro que a más de una, y uno también, le gustaría tener un amplio vestidor en casa. Y es que aunque se suele decir que es el sueño de toda mujer, también son muchos los hombres coquetos amantes de la moda. Sea como sea, muchos de nosotros mataríamos por tener un vestidor (si es lleno de ropa mejor que mejor).  No obstante, no todos contamos con el espacio suficiente para realizar este sueño. Y es que un vestidor necesita una habitación, más o menos amplia, para poder montar todos los módulos.

Aun así, no está todo perdido. Hoy os traigo una solución bastante económica con la que podréis contar con ese pequeño espacio que tanto deseáis. Es posible crear una zona vestidor en la misma habitación (siempre que sea medianamente grande y podamos diferenciar dos ambientes). No nos hará falta introducir este elemento en ningún cuarto anexo a nuestro dormitorio, ya que en esta ocasión trabajaremos la decoración con piezas externas, dispuestas para ser colocadas en un rincón de la habitación.


Podemos elegir un perchero para colgar la ropa, de forma que quede expuesta y perfectamente ordenada (el tema de la colocación por colores y esas cosas ya depende de cada uno). También podemos usar baldas para poder colocar ropa como los jerseys perfectamente doblada o zapatos. Todo ello sin puertas, con estructuras simples y a la vista. Para finalizar no estaría de más colocar un espejo de pie para poder mirarnos mientras nos probamos la ropa, alguna cómoda que pueda guardar las prendas más íntimas, y si tenemos espacio quizá un taburete o asiento central.


Como veis quizá no sea lo mismo que tener nuestro propio vestidor, pero la verdad es que es una solución que puede quedar francamente bien si la aplicamos con un poco de gusto.

Foto vía: livingthecrafts.wordpress.com


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.