Saltar al contenido

Haz esa reforma sin miedo a amortizar tu préstamo personal

Hay veces que las reformas en casa no son un capricho sino que son una completa necesidad. Lo que sucede en muchas ocasiones, es que el presupuesto con el que contamos no nos acompaña. Una solución interesante es la de pedir préstamos personales, no obstante, son muchas las dudas que surgen alrededor de este tema. ¿Es posible reducir la deuda rápidamente? ¿Qué es la amortización préstamo personal? ¿Cómo se amortiza un préstamo personal? ¿hay intereses o comisiones por amortizar ese préstamo?

Amortizar tu préstamo personal


¿Qué es la amortización de un préstamo?

Cuando pedimos un préstamo personal, debemos pagarlo en un tiempo estipulado. Se nos realizará un estudio y deberemos pagar mensualmente una cuota (con o sin intereses préstamo personal dependiendo de la cantidad y el tiempo estipulado para su devolución). No obstante, hay veces que nuestra situación cambia de la noche a la mañana y podemos hacer frente a esa deuda. ¿Es posible pagarla de una?


Amortizar tu préstamo personal

Este pago en el que saldaríamos toda o gran parte de la deuda se llama amortización del préstamo personal. Consiste en abonar de forma anticipada una parte o toda la que nos queda pendiente de devolver. Con esta amortización podríamos cancelar completamente la deuda o rebajar el plazo total o la cantidad mensual a pagar.

¿Es posible hacer una amortización de deuda?

Como ser es posible, lo es. No obstante, es importante consultar las condiciones de la firma. Hay casos concretos en los que tendremos que esperar un plazo o bien abonar una comisión en concepto de amortización.


La comisión de amortización se calculará en base a la cantidad que se adelante. Podría ser, incluso, del 1% si nos queda más de un año por pagar y unos 0,5% si nos quedan menos de 12 meses. Ojo, pues también hay entidades que permiten acceder a una amortizaciones sin pagar ninguna comisión.

¿Cuáles son los tipos de amortización en un préstamo?

Si estás pensando en solicitar un préstamo personal para realizar una reforma, además de revisar las condiciones de firma, deberías saber que hay 3 formas diferentes a la hora de amortizar ese préstamo.

Cómo se puede amortizar un préstamo personal

Por un lado tendríamos la amortización total. Esto significa que si en un momento dado contamos con todo el dinero para cancelar la deuda, podremos hacerlo en un solo pago. Así nuestra deuda quedaría completamente zanjada.


Por otro lado, tendríamos la amortización parcial. Esta modalidad es muy interesante, pues podría permitirnos dos situaciones: reducción de cuota y reducción de plazo.

La amortización parcial con reducción de cuota nos permite, precisamente, reducir el importe total a devolver, algo que automáticamente reducirá nuestra cuota mensual. Mantendremos así el plazo de devolución del préstamo, pero pagaremos menos mes a mes. Es interesante si queremos reducir nuestro importe para poder compaginarlo con otros gastos a fin de mes.

Gran salón abierto

En el caso de la amortización parcial con reducción de plazo seguiremos pagando exactamente lo mismo, pero nos quitaremos pagos. Es interesante si no tenemos problema en llegar a fin de mes y simplemente queremos acabar con esa deuda lo antes posible.

La deuda se reducirá tanto en tiempo como en cantidad dependiendo siempre de la amortización o aportación que hagamos.

Sistemas de amortización: francés, alemán y americano

Podemos decir que la amortización de los préstamos personales varía principalmente en función de cómo paguemos los intereses junto con el capital prestado. Encontramos tres formas comunes de hacerlo, las cuáles detallaremos a continuación:

Tambien puede interesarte:


Diferentes sistemas de amortización de préstamos

Por un lado está el sistema francés de amortización. Es el más común en España y consiste en devolver el dinero prestado en cuotas mensuales de una misma cantidad. En ella hay parte de capital y parte de intereses. Durante el principio del plazo de devolución se abonan la gran mayoría de los intereses.

El sistema alemán de amortización no es demasiado recomendable en créditos rápidos. Consiste en reembolsamos el dinero en cuotas periódicas, como en el caso anterior, pero cada mensualidad es distinta, de forma que la primera será la más alta porque es en esa en la que se incluyen más intereses. Por tanto, a medida que saldemos deuda irá bajando el monto de lo que pagamos.

Amortizar tu préstamo personal

Finalmente tenemos el sistema de amortización americano que es el menos común en España. Se realizan los reembolsos de los intereses en cuotas periódicas mensuales que son las mismas todos los meses. Por tanto la totalidad de intereses se devuelve en la última cuota.

Esperamos que esta guía sobre cómo amortizar un préstamo personal te sea útil si es que estás pensando en realizar una reforma o alguna mejora en tu hogar. ¡Gracias por seguirnos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *