Decoración mediterránea: cómo decorar tu casa en verano

El verano es una temporada en la que buscamos crear un ambiente fresco y relajante en nuestros hogares. Una excelente propuesta para conseguirlo es la decoración mediterránea, con su encanto distintivo y su estilo que evoca la belleza y la serenidad de las costas bañadas por el sol. En este artículo, te contaremos cómo puedes incorporar elementos mediterráneos en la decoración de tu hogar durante el verano.

Decoración mediterránea: cómo decorar tu casa en verano

Índice
  1. Decoración estilo mallorquín
  2. Cómo conseguir un estilo mediterráneo en tu decoración
    1. La paleta de colores mediterráneos: tonalidades cálidas y vibrantes para evocar el mar
    2. Materiales naturales en la decoración mediterránea
    3. Textiles ligeros para disfrutar del verano: frescura y luminosidad
    4. Azulejos mediterráneos: coloridos y geométricos para un estilo auténtico
    5. Plantas y flores típicas del mediterráneo
    6. Disfruta del verano al aire libre

Decoración estilo mallorquín

Dentro del amplio espectro del estilo mediterráneo encontramos la decoración mallorquina, inspirada en la arquitectura tradicional de Mallorca, los materiales locales y los elementos culturales propios de la región. Y es que esta isla ubicada en el Mar Mediterráneo tiene una cultura y un estilo de vida únicos que se reflejan en su decoración característica.

Incorpora elementos rústicos y tradicionales con toques de sofisticación y frescura. Los colores cálidos y naturales, los materiales naturales como la madera y la piedra, los textiles suaves y frescos, así como los detalles artesanales, son características comunes esta encantadora estética. Para comprender mejor cómo son los muebles y decoración estilo mallorquín, te recomendamos darle un vistazo a esta web; se trata de una completa tienda de muebles de diseño en Mallorca.

En términos más generales, la decoración mediterránea abarca una amplia gama de estilos y enfoques, que se encuentran en las diversas regiones que rodean el Mar Mediterráneo. Cada región tiene su propio sabor y elementos distintivos que se incorporan en la decoración, ya sea la decoración griega, italiana, española o mallorquina.

Comedor en beige, negro y azul

Cómo conseguir un estilo mediterráneo en tu decoración

Volviendo a la decoración estilo mediterráneo, cómo decíamos al comienzo, se trata de una estética que se lleva muy bien con el verano. A continuación te daremos algunos consejos que te vendrán muy bien si es que deseas llevar esta estética al interior de tu casa.

La paleta de colores mediterráneos: tonalidades cálidas y vibrantes para evocar el mar

La paleta de colores mediterráneos se caracteriza por tonalidades cálidas y vibrantes que reflejan el entorno natural. Opta por tonos azules como el turquesa y el azul profundo para evocar el mar.

Vajilla en blanco y turquesa

Combínalos con tonalidades claras como el blanco, el beige y el crema para crear un ambiente luminoso y fresco. También puedes añadir toques de colores cálidos como el naranja, el terracota o el amarillo para acentuar la sensación de calidez.

Textiles turquesa

Materiales naturales en la decoración mediterránea

La decoración mediterránea se basa en el uso de materiales naturales que se integran armoniosamente con el entorno. Opta por muebles y accesorios de madera, ratán, mimbre o cerámica. Estos materiales añaden calidez y textura a tus espacios.

Además, considera el uso de piedra natural para revestimientos de paredes o pavimentos, lo que aportará un toque auténtico a tu decoración mediterránea.

Materiales naturales en la decoración mediterránea

Textiles ligeros para disfrutar del verano: frescura y luminosidad

En verano, es esencial utilizar textiles ligeros y frescos para lograr una sensación de comodidad. Elige cortinas de tejidos translúcidos, como el lino o la gasa, que permitan que la luz natural llene tu espacio.

Para los sofás y las camas, utiliza fundas de colores claros y tejidos suaves que transmitan frescura. Además, añade cojines con estampados inspirados en la naturaleza, como por ejemplo flores o motivos marinos, los cuáles acentuarán el estilo mediterráneo.

Cortinas ligeras

Azulejos mediterráneos: coloridos y geométricos para un estilo auténtico

Los azulejos son una característica icónica de la decoración mediterránea. Puedes utilizarlos en varias formas, como en mosaicos para suelos o en salpicaderos en la cocina y el baño. Opta por azulejos de colores vivos y patrones geométricos para dar un toque vibrante y añadir interés visual a tus espacios.

Plantas y flores típicas del mediterráneo

Las plantas y las flores son elementos esenciales en la decoración mediterránea. Agrega macetas con plantas típicas de la región como olivos, lavandas, jazmines o buganvillas para traer el aroma y la frescura de la naturaleza a tu hogar.

Otra buena alternativa puede ser crear arreglos con flores como hibiscos, margaritas o buganvillas para añadir color y vitalidad.

Disfruta del verano al aire libre

No debemos dejar de mencionar la importancia de aprovechar los espacios al aire libre durante el verano. Si tienes un patio, terraza o jardín, es el lugar perfecto para aplicar la decoración mediterránea.

Crea un ambiente acogedor con muebles de exterior de madera o mimbre, añade cojines y textiles en tonos frescos y naturales, y coloca macetas con plantas mediterráneas alrededor. También puedes crear zonas de sombra con toldos o sombrillas para disfrutar de momentos de relax al aire libre.

Tumbonas junto a la piscina

¿Qué opinas de estas propuestas? ¿Te parece una buena alternativa esto de la decoración mediterránea para decorar tu casa en verano? Nos encantaría leerte en los comentarios... ¡Gracias por seguirnos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir