Saltar al contenido

Cómo diseñar y organizar una oficina en casa

Diseñar una oficina en casa no es tarea fácil. Porque si te equivocas, no sólo lo ves, sino que lo sientes, y lo sientes todos los días de la semana de 9 a 5.

Cómo diseñar y organizar una oficina en casa


Por este motivo, una gran oficina en casa ha de ser lo suficientemente cómoda como para pasar todo el día en ella, lo suficientemente mínima como para mantenerte concentrado e, idealmente, lo suficientemente interesante como para hacer fluir tu creatividad.


Para ello, empieza por encontrar un lugar para trabajar, no hace falta que sea una habitación independiente. Seguidamente, empieza a organizar tu espacio.

Y, si necesitas inspiración, no busques más. Hemos reunido algunos consejos e ideas para diseñar y organizar tu oficina en casa.

La funcionalidad es lo primero

Diseñar una oficina en casa puede parecer desalentador. Afortunadamente, el primer paso es sencillo: pensar en cómo te gusta trabajar. Hazte preguntas del estilo: ¿Cómo me gusta trabajar? ¿Qué me distrae? ¿Y cuándo soy más productivo?


Diseñar oficina en casa

Especialmente en el caso de una oficina en casa, la funcionalidad no debe ir en detrimento de la estética. Las dos cosas deben funcionar a la par. Pero primero céntrate en lo que necesitas del espacio y después, piensa en cómo quieres que sea.

Incorpora sistemas de almacenamiento

La mayoría de los trabajos requieren acceso a algún tipo de equipo, ya sean voluminosas impresoras y fotocopiadoras, o elegantes blocs de notas y bolígrafos. Pero lo más probable es que no necesites todo ese equipo todo el tiempo.

Oficina en casa con suelo de madera


Por ello, pregúntate: ¿Qué tipo de equipo utilizas en tu trabajo de forma habitual? ¿Qué equipos y suministros necesitas que no utilizas a tiempo completo? Una vez que hayas respondido a estas preguntas, podrás crear una configuración de almacenamiento que satisfaga tus necesidades. Pueden ser armarios a medida, estanterías, bandejas de almacenaje o cajoneras para guardar tu material de oficina que puedes encontrar en RS, desde tijeras, folios, pilas, subrayadores, etc. Si todo está pensado y diseñado correctamente, pueden hacer que el flujo de trabajo sea mucho más fluido.

Mantén las distracciones al mínimo

Cuando diseñes tu oficina en casa, querrás prepararte para el éxito. Y parte de eso significa anticiparse y evitar los puntos conflictivos que probablemente experimentes.

Piensa en lo que estás poniendo en tu espacio y si realmente es necesario que esté ahí. ¿Esa divertida pieza de decoración hace que tu oficina sea más acogedora y funcional, o va a desviar tu atención del trabajo?

Elige un escritorio que se vea y se sienta bien

Los escritorios son el centro de atención de cualquier oficina en casa, y deberás tener en cuenta tanto su aspecto como su utilidad. Invierte siempre en escritorios bien proporcionados, al fin y al cabo, vas a pasar allí la mayor parte del día.

Escritorio cómodo

Busca un escritorio que sea lo suficientemente grande como para servir de espacio de trabajo cómodo y lo suficientemente alto como para acomodar tus piernas, y luego ten en cuenta su aspecto.

Tambien puede interesarte:


Añade luz sin deslumbrar

Cuando se trata de oficinas en casa, la luz es tu amiga. Sólo hay que tener cuidado con el deslumbramiento para poder ver con claridad. De hecho, uno de los errores más comunes que la gente comete con el diseño de la oficina en casa es con respecto a la ubicación del ordenador en relación con el resplandor de la luz y las ventanas.

Cómo diseñar una oficina en casa

Combina las ventanas luminosas con cortinas que puedas ajustar a lo largo del día, y elige lámparas con regulador de intensidad incorporado. Ambas cosas te permitirán controlar el ambiente de tu oficina en casa.

Encuentra una silla en la que le guste sentarte

Una buena silla no sólo es bonita, sino que también es lo suficientemente cómoda y confortable como para pasar todo el día en ella. La ergonomía debe ser un factor importante a la hora de elegir escritorios y sillas de trabajo. Si estás sentado todo el día, es importante que la silla de escritorio tenga un buen soporte lumbar. Merece la pena invertir en comodidad, y si la silla que estás mirando te ayuda a hacer tu trabajo sin distracciones, probablemente se amortizará en poco tiempo.

Añade una zona de descanso

Trabajar y descansar pueden parecer polos opuestos, pero muchas oficinas en casa se benefician de una zona de descanso integrada. Añadir sillas, una mesa de café y un sofá o chaise longue de día hace que el espacio de anotación en su casa tenga sentido, y aporta un nivel de elevación a su espacio de oficina.

Diseñar oficina en casa

Por último, recuerda que tu oficina en casa es tuya, así que añade toques personales donde puedas. Es un espacio en el que puedes expresar cosas sobre ti mismo y aportar detalles personales para destacar cosas que te gustan, como el arte, la moda, los coches, etc. En última instancia, lo que quieres es que tu despacho en casa sea un espacio en el que te sientas bien pasando el tiempo. Y si una bonita fotografía o unos cuantos objetos de arte te acercan a esa sensación, merece la pena.

Si deseas ver más ideas para decorar oficinas dale un vistazo a las siguientes entradas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.