Saltar al contenido

Transforma un felpudo feo en uno lindo en sólo 15 minutos

Yo no puedo vivir rodeada de cosas feas. Para mi cada detalle de la casa tiene que tener color y personalidad, pero a veces hay objetos que parecen no tener remedio. Por ejemplo, un felpudo para la entrada un tanto rústico cuyo material o color luce bastante aburrido. En otro momento seguro lo tiraría a la basura e iría por alguno lleno de colores o por lo menos más divertido, sin embargo, esta es una solución poco amable para el presupuesto y para el ambiente así que te enseñaremos a reciclar y transformar tu felpudo feo a uno lindo en sólo 15 mintuos, casi como por arte de magia.


Lo único que necesitas es pintura de telas de colores. Puedes conseguir dos o tres colores en degradé o incluso de los colores del arcoiris. También debes tener unas brochas o sellos de esponja redondos o de la forma que prefieras en varios tamaños.



Vierte un poco de pintura en un plato plástico y sumerge cuidadosamente la esponja. Escurre el exceso de pintura y presiónalo sobre el tapete (que debe estar muy limpio y libre de polvo). Repite, ya sea siguiendo un patrón o al azar.

Coloca la pintura del tono siguiente en otro platito y repite la operación con la esponja mediana. Luego, con la pintura más clara y la esponja más pequeña, termina de decorar el felpudo. Deja secar y listo, ya tienes un tapete hermoso, original y perfecto para tu entrada.


Fuente: 52weekproject

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.