Saltar al contenido

Tipos de sofás

Existe un gran número de tipos de sofás. Evidentemente  no hablamos de modelos en sí, ya que sería absurdo intentar hacer un recuento, aunque fuera esquemático. Pero lo cierto es que si nos fijamos en las prestaciones de este elemento, también podemos hacer una breve clasificación. Un sofá para cada ambiente, con características distintas que tendremos que valorar dependiendo de la función que queramos darle.

Nos encontramos por ejemplo con los sofás rinconeros. Este tipo de sofá es ideal para intentar sacar el máximo provecho a los espacios pequeños ¿Por qué? Pues porque  su forma nos permitirá aprovechar ángulos que otra clase de sofás no nos permitirían aprovechar. Además, también es interesante ver la opción de los sofás modulares, otra tendencia muy usada cuando se trata de adaptar este elemento a rincones imposibles.


También nos encontramos con los sofás-cama. Esta excelente opción nos permitirá contar con un lugar extra para alojar a nuestros invitados. La verdad es que es ideal cuando tenemos visitas, no obstante, cabe destacar que no son tan cómodos como los sofás normales (si bien es cierto que todo depende del dinero que nos gastemos).


Una de las opciones que más se emplean en los hogares modernos  son los sofás con Chaise-Longue. Se trata de una pieza auxiliar en uno de los laterales del sofá que permiten que una persona pueda tumbarse. De esta forma este mueble nos permitirá descansar mientras vemos la televisión de una forma bastante cómoda.

Por último,  y no menos importante, nos encontramos con un tipo de sofá muy recomendable. Son los ergonómicos, o en otras palabras aquellos que permiten mediante un mecanismo sencillo que la parte inferior del sofá se abra y podamos estirar las piernas.


Como podéis ver, existe una gran variedad de clases. Por tanto es necesario barajar todas las opciones y ver sus características para saber cuales son los que más se adaptan a nuestras necesidades.

Foto vía: domoking.com, decoracion.pallasdeus.com, arinyembil.com, decorablog.com

Tambien puede interesarte:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *