Saltar al contenido

Techos de ensueño

Mira hacia arriba… seguramente tu techo es completamente blanco y luce sencillamente aburrido. En la mayoría de los hogares suele relegarse el techo, dándole prioridad a otros espacios e ignorando que los techos de una habitación pueden convertirse en una pieza clave, capaz de dar profundidad, altura y dimensión a un espacio. Puede ser considerado un lienzo en blanco que puede influir de forma positiva en el diseño de una habitación, así que es hora de levantar la mirada e inspirarse en estos techos de ensueño.

En primer lugar, antes de lanzarte a elegir un diseño para tu techo, es importante considerar la estructura de la habitación, para poder escoger el tratamiento perfecto que ayude a solucionar los posibles problemas del lugar y aproveche sus ventajas. Si los techos son demasiado bajos, evita pintarlos del mismo color de las paredes o de un tono sólido muy obscuro, pues ésto restará luz al lugar y lo congestionará. Prefiere colores claros, estampados minimalistas y delicados o diseños que no ocupen todo el espacio. Si los techos son muy altos y deseas otorgar calidez y una sensación acogedora, entonces busca estampados grandes, colores profundos y detalles elaborados que lleven la atención al techo y ocupen el espacio.

Las técnicas preferidas para darle color al techo son la pintura y el papel tapiz. Pero no lo consideres una limitación, también puedes revestirlo con losas plásticas, utilizar vinilos decorativos, esténciles, madera y mucho más. Elige colores que coordinen con el resto de la decoración y si tienes una lámpara de techo bastante elaborada, intégrala al diseño buscando resaltarla como punto focal. Si quieres un toque de lujo, pintar el techo de dorado o plateado añadirá un toque suntuoso y muy art-decó. Si tienes vigas, intégralas usándolas como pequeños marcos para los diseños.

Es importante que cuando escojas el diseño, técnica y materiales para decorar tengas en cuenta el estilo decorativo que predomina en el espacio, para que todo luzca como un conjunto armónico. Da rienda suelta a tu imaginación: líneas verticales y horizontales que vayan del techo a la pared pueden alargar visualmente una habitación; un diseño alrededor de las paredes puede ayudarte a enmarcar el espacio y hasta puedes hacer líneas al azar para complementar tu decoración. Recuerda: el techo es un lienzo y puedes aprovecharlo para expresar tu personalidad.

Imágenes: Shelterness

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *