Silla Eames: atemporal y perfecta

Hay objetos que parecen tener vida propia, pues logran mantenerse dentro del imaginario cultural hasta el punto de permanecer intactas y sobrevivir al paso de las décadas. Un diseño sólido, materiales resistentes y un acabado atemporal son las claves para lograrlo, y la silla Eames las tiene todas.

'

El nombre correcto de esta silla es Eames Lounge (670) y Otomana (671), fueron lanzadas en 1956 luego de años de desarrollo por Charles y Ray Eames. Están elaboradas en madera enchapada moldeada y cuero. Son parte de la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Su estructura lograda a partir de tres láminas de madera moldeada al calor, tiene la forma de dos curvas interceptadas por una masa sólida, inspiradas en un guante de beisbol. El respaldo y el apoya cabeza son de proporciones idénticas, al igua que la silla y la otomana.

Sus líneas y confección resultaron innovadoras para la época,  y por su aparición en diversos shows televisivos (Frasier, House, Friends, Scrubs, iCarly, entre otros), aunado a la producción contínua desde su creación, convierten a la silla Eames en un ícono de comodidad y diseño. Esta silla es perfecta para la oficina, para un salón estilo minimalista y hasta para un rincón de lectura y descanso. Sus curvas y acogedora apariencia son ideales para casi cualquier decoración.

Fuente: HermanMiller

  1. Decorliving dice:

    Es una butaca que siempre me ha gustado, no pasa de moda, siempre es actual y puedes combinarla con todos los estilos.

    Saludos

    Decorliving

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir