Saltar al contenido

Planificando la cocina

Cuando pensamos en diseñar un espacio tan importante como la cocina, debemos seguir varias pautas para que en el futuro no tengamos problemas y saquemos máximo partido a dicho espacio.


A la hora de la planificación de toda cocina, debemos tener en cuenta los tres puntos o zonas más importantes: la zona de cocción, la zona de preparación y lavado, y la zona de almacenaje; todas ellas deberán formar en el espacio «un triángulo de de trabajo».


Cada una de éstas zonas se caracterizan por una función específica:


Zona de cocción: como su nombre lo indica, será el espacio donde encontremos la placa para cocinar (vitro, inducción o anafe), el microondas y el horno. Debemos recordar también en esta zona el punto de extracción y contar con espacio al costado de la placa apra apoyar ollas y sartenes.

Zona de preparación y lavado: encontraremos aquí el fregadero, lavavajillas y también un importante espacio para manipular la preparación de los alimentos.

Zona de almacenaje: aquí encontraremos los alimentos que se conservan en frigorífico y los que encontraremos en alacenas y muebles.


Recuerda que lo ideal es que las distancias entre cada uno de los espacios no supere los 90/120 cm de distancia entre cada punto, ya que así evitaremos recorridos innecesarios y nos ayudará muchísimo con todas las tareas que desarrollemos en éste espacio.

Vía: Ikea

Tambien puede interesarte:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.