Saltar al contenido

Paredes negras en la decoración

Así dicho horroriza! Seguramente estás pensando que jamás pintarías una pared de color negro. Sin embargo, es una opción sofisticada y elegante que, utilizada con prudencia, puede hacer de tu hogar una casa de revista con muy poco esfuerzo. Hay que tener una buena dosis de atrevimiento (o de valentía) para optar por una pared negra, pero podrás ver en las fotos que es un color que sirve en cualquier estancia de la casa,  desde el dormitorio hasta la cocina y en todas, bien utilizado queda de maravilla.

Combinado con blanco el acierto es seguro, pero no puede descartarse con toques de color como el fucsia, los dorados, plateados o los mostazas y amarillos tostados. Al hablar de negro no nos limitamos solamente a una mano de pintura o papeles pintados en negro. Este es un color que perfectamente puede ser complementados con otros.


Por supuesto, cuando una o varias paredes de una estancia se visten de negro la luz es fundamental y hay que elegir la iluminación adecuada y colores blancos o claros que reúnan y multipliquen la luz natural. Usar espejos también es una buena elección siempre que reflejen algo más que la pared negra.


Unas paredes negras quedarán mejor en habitaciones de mucha luz natural y techos altos. Si no es tu caso pero estás pensando en el negro para la pared, busca una pared pequeña, o la pared en la que haya más de una ventana, para aprovechar su efecto decorativo y minimizar el riesgo de que empequeñezca visualmente el espacio.


Como vemos, el negro no solo sirve para crear ambientes depurados y estilos minimalistas, caben el barroco moderno, el romanticismo de vanguardia o el clásico inglés. Todos los estilos pueden adaptar el negro ¿O será el negro el que se adapta a todos los estilos? ¿Tú qué crees?

Fuente: DigsDigs, FreshHome,

Tambien puede interesarte:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.