Saltar al contenido

Muebles para salones y comedores pequeños

Los comedores pequeños pueden ser muy acogedores dentro de un hogar. Tan sólo hay que saber cómo decorarlos para que el espacio no sea un problema, aunque lo cierto es que a la hora de elegir mobiliario, sí puede ser un problema.

Salones pequeños

Sabemos que los colores en un comedor pequeño deben ser claros. Nada de tonos fuertes que conseguirán empequeñecer aún más nuestras paredes. Además, también sabemos que podemos usar algunos elementos como los espejos para engrandecer la estancia y conseguir que nuestro salón/comedor parezca un poco más grande. Aun así ¿sabemos qué muebles son los necesarios e indicados para este tipo de espacios?


Sillón grande

Salones pequeños


Un salón debe contar con algunos imprescindibles a la hora de amueblarlo, algo que sin duda alguna condicionará el resto de la decoración. Para empezar, debemos tener una zona de confort, es decir, un sofá. Si no podemos optar por los grandes y cómodos sofás reclinables que tanto nos gustan, no hay que desesperar. Lo cierto es que hay un sinfín de modelos de sofás más pequeños que pueden resultar igual de cómodos y que además no ocuparán un espacio excesivo. Por tanto, podemos elegir un sofá de 2 o 3 plazas, que por norma general ocupará mucho menos. Además hay modelos que funcionan hasta como sofá-cama, 2 en 1.

Sala y comedor pequeño

Si no contamos con una cocina con zona para comer, seguramente en nuestro salón querremos incorporar una mesa con sus respectivas sillas. Afortunadamente hay muchos modelos en el mercado que economizan el espacio. Mesas que pueden plegarse y funcionar como aparadores.

Comedores pequeños


Nos encanta la solución en la que se aprovechan las esquinas de la habitación para colocar un sofá rinconero y una mesa. Es una buena opción para ocupar un espacio de la habitación que por norma general pasa desapercibido y que puede sernos de mucha utilidad.

Mesas multifunción

Por último, para los comedores más pequeños, existen mesas de centro que pueden abrirse y transformarse en una improvisada mesa para comer.

Fotos vía: archiproducts.comelmueble.comikearevistamuebles.com,  ideascasas.com

Tambien puede interesarte:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *