Saltar al contenido

Medalla de fieltro para San Valentín

Los regalos de San Valentín no tienen siempre que ser caros. Es más, los detalles que más suelen gustar, son aquellos que salen de nosotros, de nuestra imaginación y de nuestras manos; y es que los regalos handmade son una excelente opción para demostrar a la gente nuestro amor.

Medallas de fieltro para san Valentín

Si no cuentas con muchos recursos económicos y quieres que tu pareja se sienta única en este día especial, te proponemos un regalo de lo más simpático, una medalla de fieltro con forma de corazón. Un broche que nuestra pareja, familia o amigos,  podrán usar en cualquier ocasión, o simplemente dejarlo tal cual en su tarjeta personalizada para verla todos los días.


Medalla de fieltro

Tan sólo necesitamos fieltro de colores, tijeras, hilo, papel para imprimir y un broche.


Materiales para hacer una medalla de fieltro

Lo primero que debemos hacer es elegir dos colores diferentes para la medalla y el corazón. La parte de la medalla debe estar hecha con un tono amarillo, imitando el color de las condecoraciones. Aunque también podemos escoger el color plata o bronce. Para la parte superior, la del corazón, buscaremos colores como el rosa o el rojo.

Cortaremos por un lado el corazón y por otro la medalla y las uniremos mediante el hilo, creando así un pequeño bordado para rematar los bordes de las mismas.

Medalla de fieltro


En la parte posterior del corazón coseremos el broche. De esta forma, si queremos sacarlo de la tarjeta personalizada podremos colocárnoslo con cualquier abrigo o chaqueta, simplemente deberemos engancharlo a la tela.

Tarjeta personalizada para San Valenín

Finalmente es momento de hacer la tarjeta personalizada. Existen algunas opciones fáciles, como conseguir una plantilla a través de internet. No obstante, es mejor personalizarla nosotros mismos. Si somos diestros con programas de edición podremos hacer un diseño mediante ordenador que luego imprimiremos. Si lo preferimos, podemos optar por las pinturas manuales y una personalización más “rustica”, usando nuestras manos y pintando con pinceles u otro tipo de pinturas.

El resultado, como podemos observar, es realmente encantador.

Fotos vía:  handmadecharlotte.com

Tambien puede interesarte:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.