Saltar al contenido

Marrón en la decoración

El marrón es un color profundo y cálido que aporta sensación de comodidad y bienestar. Tan elegante como el negro sin su frialdad y tan energizante como el rojo sin tener que racionarlo para no excitar en exceso o sobrecargar los ambientes. Además, tiene la ventaja añadida de que combina bien con casi todos los colores.

Decorar en marrón es una elección muy acertada para crear ambientes naturales, cálidos y en la decoración rústica es absolutamente imprescindible. También suele estar muy presente en el estilo étnico, sean cuales sean las culturas a las que se haga referencia, desde la marroquí hasta las sudafricanas u orientales.


Si quieres crear ambientes relajados con un punto de sofisticación, el marrón mezclado con tonos beige será la elección más segura. Con verde pálido, celeste claro y gris arena será más elegante, pero también un poco menos acogedor. Para llenar de energía una estancia en la que predomine el marrón, la mezcla con verde menta, turquesa, amarillo o naranja será muy acertada.


Como base de estampados florales o geométricos, este color puede ser una muy buena baza decorativa, con la que conseguiremos una ambiente elegante, alegre y natural al mismo tiempo. En cuanto a las estancias en las que podemos colocarlo con más acierto no hay duda: en todas. No hay ninguna habitación de la casa en al que el marrón no ayude a crear un maravilloso ambiente. Desde la cocina al baño, pasando por el living, los dormitorios,  la biblioteca o las escaleras.

El marrón es un color todo terreno con el que nunca fallas.


Fuentes: Interiorismos, DecoraIlumina, MilIdeas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.