Saltar al contenido

Las ventajas de un minibar

A esta altura del año son muy comunes las reuniones y celebraciones. Cuando vienen otras personas a casa no es poco habitual que acabes dando paseos a la cocina o a otra habitación para traer los vasos, el hielo, las bebidas, servilletas, etc… Al final, aunque no hayas cocinado terminas yendo y viniendo hasta la cocina y dejaráss a medias todas las conversaciones para atender a tu invitados.


Para eso, nada mejor que preparar un rincón como mueble bar. Si la idea te gusta y queda bonito puedes dejarlo todo el año, si no, al pasar las fiestas de fin de año lo retiras y listo! Pero habrás podido disfrutar también de las reuniones familiares y de las risas con tus amigos sin perderte ni una palabra.


Las opciones son varias: un rincón de la mesa de comedor expresamente preparado con las botellas, vasos, una cubetera llena de hielo, servilletas de papel y algún toque elegante como unas velas, flores, y hasta un candelabro. ¿No quieres que se raye o estropee? Puedes poner un camino de mesa, un mantel individual o usar una bandeja para colocar todo. En el caso de que tengas en la cocina o en el salón una mesita pequeña destinada a otros usos, dale una nueva utilidad por un día, saca los libros o las figuras decorativas y tendrás tu rincón bar. Si hay un mueble tipo camarera, con ruedas será perfecto, pues podrás instalarlo con toda comodidad en cualquier rincón e incluso moverlo a lo largo del día, si hay necesidades de espacio.


Un rincón bar siempre será un detalle elegante que gustará a tus invitados, crea un buen efecto decorativo y a ti te dejará tiempo libre a lo largo de la reunión. Además, si la idea te gusta puedes aplicarla también para un cumpleaños, una cena con amigos o una comida familiar.


Fuentes: BelleMaison

Tambien puede interesarte:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.