Saltar al contenido

Halloween en tu jardín

Cuando se acerca la noche de Halloween y la oscuridad llega a las calles, nada que produzca más miedo que un jardín a oscuras o inusualmente poco iluminado. Si tienes un jardín o un espacio en la entrada de tu casa, no pierdas la oportunidad de decorarlo para aterrorizar a familiares e invitados.

Las opciones son muchas, todo depende de cuán mañoso seas para ponerte manos a la obra, por ejemplo, con unas siluetas que dejen traslucir alguna pequeña luz para un mayor efecto. Pueden ser inocentes como unos fantasmas o una niña o niño disfrazados pidiendo caramelos.


También puedes ir hacia unas siluetas más tenebrosas, unas calabazas con sonrisas malignas que produzcan escalofríos o unos gatos de piel erizada y colas en pie de guerra. Solo necesitarás un cartón grueso y pintura negra, detrás alguna bombilla, o simplemente aprovechar la iluminación que ya hay en el jardín para colocar las siluetas “estratégicamente” delante.


Tanto si tienes jardín como si no, las siluetas también pueden ponerse dentro de las ventanas para que, vistas desde fuera con la iluminación adecuada, creen un efecto sobrecogedor. Puede ser el perfil de un búho o un cuervo, una bruja con un caldero, unos murciélagos o alguien que parezca pedir socorro recortados en cartulina, papel opaco o vinilo. Es Noche de Brujas, todo vale si asusta!

Unos pájaros recortados en cartulina negra y prendidos con hilo de nilon (ese hilo transparente como sedal de pesca) pueden ser suficientes para que nadie se atreva a llamar al timbre de tu puerta en Hallowen sin que se se le acelere “un poco” al menos el corazón.


Como las calabazas son las estrellas de la noche de Halloween aprovecha cualquier rincón para colocarlas, pero no te limites a ellas: arañas, serpientes, ratas y ratones de plástico suelen tener mucho éxito.

El caso es que de tu jardín o sobre un árbol, en una maceta o tras los arbustos aparezca alguna criatura aterradora que pueda dejarte unos ratos de risas. Que no solo de miedo vive Halloween, no crees?

 

Fuentes: JardinDecora, Interiorismos

Tambien puede interesarte:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *